Coronavirus en Italia: “6 millones” de contagiados, pronósticos de que el brote cesará en mayo y una seria advertencia

Un estudio afirma que el 10% de la población está infectada. Otro análisis pone fecha al final del calvario. Pero, quitar las restricciones con rapidez puede ser desastroso.
martes, 31 de marzo de 2020 · 11:45

Dos sesudos estudios de prestigiosas instituciones internacionales anuncian datos sensacionales. El Imperial College de Londres, confirmado por Neil Ferguson uno de los principales especialistas británicos, examina el impacto de las medidas adoptadas por once países para contener el coronavirus y afirma que los contaminados en Italia son alrededor de seis millones y no cien mil como dicen los datos oficiales difundidos en Roma este lunes.

Por otro lado, el Einaudi Institute, un gran centro de investigación universitaria, dirige un gran trabajo colectivo que por primera vez analiza la bajada sostenida de la curva expansiva del Covid-19 y lanza un pronóstico: a mitad de mayo la epidemia habrá descendido al punto cero. No habrá nuevos contactos o serán muy pocos y aislados.

Según la investigación, algunas de las veinte regiones italianas están más adelantadas que otras en contener la epidemia y llegar al ansiado último día. Unas regiones van rápido, otras no, señala el Einaudi Institute. En el Trentino-Alto Adige (norte, frontera con Austria) cruzarían el umbral ya el 6 de abril. Al día siguiente arribaría el Valle de Aosta, vecino a Francia. Puglia, una de las grandes regiones del sur del país lo lograría el 9 de abril.

El estudio prevé que para las zonas más castigadas por el coronavirus podría hacer falta más tiempo para lograr aplanar la curva de la epidemia. Según las estadísticas, afirma el Einaudi, en Véneto la tendencia a cero tiene cita para el 14 de abril y nada menos que Roma y su región Lazio alcanzarían la meta dos días después.

Pocos días después llegaría el turno de Calabria, con capital en Nápoles. La Emilia Romania, capital Bolonia, segunda región con más muertos y contagiados después de Lombardía, tenderá al cero hacia el 28 de abril, mientras que Lombardía, la peor de todas, debería estar festejando desde el 22 de abril.

Según el Einaudi Institute, hay también horizontes imprecisos, que quedan fuera de las estimaciones. En primer lugar Campania, cuya capital es Nápoles, una de las metrópolis principales. Después vienen las Marcas, Molise y la isla de Cerdeña.

Las cuatro regiones proporcionan las noticias peores. No han invertido la curva de expansión embocando el descenso de la trayectoria. Campania es la mayor fuente de preocupaciones por la dinámica de sus últimos seis días, que mantienen la curva en franca expansión.

Según Einaudi, todos los días cada región es sometida a fuertes revisiones y se mantiene vigente el pronóstico de que salvo en los cuatro casos inciertos, la bajada hasta el punto cero de los contagios se mantiene máximo para el 16 de mayo en la otras dieciseis regiones.

En el estudio del Imperial College que sostiene que los contagiados son seis millones de los 60 millones de habitantes de Italia, las medidas de contención, especialmente la rígida cuarentena, “ha salvado la vida a 38 mil personas”, de acuerdo a sus cálculos.

El análisis del Imperial College, indica que los infectados representan el 10% de la población y destaca que la magra cifra de cien mil contagiados que da el gobierno italiano se debe a la subestimación de las autoridades sanitarias para hacer los debidos controles con los hisopados nasofaringeos, que fueron concentrados en los ambientes hospitalarios y no en la mucho más vasta comunidad nacional.

Según el Imperial College las poblaciones de Europa no están cercanas a la “inmunidad de rebaño”, como se dice en la jerga de los estudiosos de las epidemias, que permite que la población desarrolle sus anticuerpos por la vastedad de las infecciones, haciendo a la gente inmune a la acción de virus contaminantes.

El estudio advierte que si las intervenciones de cuarentena y aislamiento son revocadas con rapidez, permitirán a los corona virus volver a difundirse rápidamente con resultados desastrosos. (Clarín)

Valorar noticia