Abandonaron a sus hijos recién nacidos para salir de fiesta y uno murió

Una pareja abandonó a sus dos bebés de 16 semanas para emborracharse durante 4 días: uno murió de hambre y el otro lucha por su vida. Para justificar la ausencia de los niños a sus amigos, dijeron que los bebés estaban en el hospital con coronavirus. Acusados de asesinato y abandono de menor, enfrentan hasta 20 años de cárcel.
miércoles, 10 de junio de 2020 · 08:43

Una pareja ha sido acusada de asesinato después de presuntamente haber pasado un encierro de cuatro días emborrachándose, dejando a sus gemelos de 16 semanas solos sin comida en Rusia.

Margarita Yanayeva, de 23 años, y su pareja Alexey, de 35 años, de Vilyuchinsk, Rusia, cerraron su casa y se fueron de viaje, sin sus hijos, dejándolos solos y abandonados a sí mismos.

Los niños fueron finalmente encontrados por la abuela de los bebés que se preocupó al no poder comunicarse con la pareja por teléfono. La mujer encontró a a sus nietos “gravemente demacrados” y alertó a las autoridades.

Pero para uno de los gemelos era demasiado tarde: murió poco después en el hospital. El otro, una niña, se encuentra en estado grave y lucha por su vida en un hospital en la región rusa de Kamchatka.

Según averiguaron los investigadores, la pareja quería disfrutar de unos días de vacaciones para emborracharse lejos de todos. Para justificar la ausencia de los niños a sus amigos, dijeron que los bebés estaban en el hospital con coronavirus, por lo que no podían verlos, según su versión.

“Dejaron sin alimento a los niños durante cuatro días y no organizaron un cuidado alternativo para ellos”, dijo una fuente de investigación, según reporta el Daily Mail.

La abuela comenzó a sospechar porque no había tenido noticias de nadie durante días y, a pesar del bloqueo entre las regiones de Rusia por el coronavirus, se apresuró a su casa. Los gemelos se habían quedado sin comida, nunca habían sido cambiados, el abandono los llevó al borde de la muerte. Los padres ahora enfrentan hasta 20 años de prisión. También enfrentan cargos por fallar en sus deberes parentales y abandono de menor.