Destapan tenebrosos detalles del caso Madeleine

El fiscal contó que el sospechoso principal venía planeando "secuestrar algo pequeño" y "eliminarlo". Temen que quede libre por falta de pruebas.
miércoles, 10 de junio de 2020 · 17:04

 

El fiscal alemán que tomó la posta en la causa por la desaparición de Madeleine McCann, Hans Christian Wolters, anticipó en las últimas horas que la niña probablemente murió poco después de ser secuestrada. La hipótesis se basa en que el nuevo principal sospechoso, un alemán con sombríos antecedentes, habría formado parte de una red de pedofilia en la que expresó su intención de "capturar algo pequeño" y "destruir la evidencia".

La menor, de 3 años, "se esfumó" misteriosamente en 2007, mientras vacacionaba con su familia en la localidad de Praia da Luz (Portugal). Y según los pesquisas es muy probable que haya sido raptada por un tal Christian Brueckner (43), que está tras las rejas por narcotráfico en Alemania, cuenta con antecedentes por delitos sexuales y era un comentador asiduo en los foros de pedófilos que se ocultan en las profundidades de Internet.

Christian Brueckner: ¿Quién es el pedófilo y violador de ancianas sospechoso del homicidio de Madeleine?

Según comentó el fiscal, en uno de esos intercambios por la Red, Brueckner confesó su deseo de apropiarse de "algo pequeño" y "usarlo durante días", tras lo cual, para no ser atrapado, se preocuparía por eliminar toda evidencia. Vale aclarar que el sospechoso tenía la costumbre de grabar el suplicio de sus víctimas, pero no se sabe si lo hizo con Madeleine.

¿Quedará libre?

Wolters advirtió que el hombre señalado como posible responsable podría salir de la cárcel en breve, debido a que ya cumplió dos tercios de la sentencia de dos años que recibió por tráfico de drogas. Igual no la tiene tan fácil, porque enfrenta otra causa por violar a otra mujer.

—Y si no alcanzamos a resolver en breve el caso McCann, a lo mejor conseguimos probar que Brueckner cometió otros delitos, lo que nos permitiría mantenerlo en la cárcel y seguir investigando", planificó el fiscal.

A medida que surgen datos, los detectives empiezan a preguntarse si no estarán ante un verdadero agresor serial. Habrá que ver si reúnen evidencia para demostrarlo.