Tinder: fue a una cita amorosa y terminó descuartizado

La famosa aplicación de citas Tinder no es tan segura como parece y un encuentro romántico puede terminar en tragedia, como le pasó a Rinaldi Harley Wismanu.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 12:16

 

Laeli Atik Supriyatin, mujer de 27 años, hizo “match” con Rinaldi, de 32, a través de Tinder y no dudaron en concretar una cita. Arreglaron para verse en el departamento de Laeli, y así fue. Pero él no sabía lo que le esperaba.

Mientras estaban teniendo relaciones sexuales, el novio de la mujer, Djumadil Al Fajri, de 26 años, salió del baño, donde estaba escondido, y golpeó la cabeza de la víctima hasta dejarlo inconsciente y luego apuñalaron hasta matarlo.

Al no saber qué hacer con el cuerpo, decidieron descuartizarlo. Para ello, salieron del departamento a comprar un machete y una sierra, con los que cortaron a la víctima en 11 partes y lo trasladaron en dos valijas y una mochila hacia otro departamento, donde finalmente los restos fueron hallados por la policía.

Con los datos bancarios de la víctima, pudieron robarle más de 5 mil dólares de su cuenta.

Según informaron las autoridades de Yakarta (Indonesia) la pareja, acusada de homicidio premeditado, fue localizada gracias a las transacciones de la cuenta de la víctima y podrían ser condenados a la pena de muerte.

Peligros en las redes

No es la primera vez que las citas concretadas en este tipo de aplicaciones tiene un final trágico. En julio de este año una joven de 21 años murió al caer del balcón del departamento -ubicado en el barrio porteño de Caballito- de un hombre de 73 años, de nacionalidad belga, que había conocido por Tinder.

En 2017, Belén Torres fue brutalmente agredida por Gerardo Billiris, un anestesista de 40 años que había conocido a través de la red de citas.

A partir de los hechos registrados, la aplicación Tinder tomó riendas dispuso nuevas medidas de seguridad que comenzaron a implementarse en enero de este año.

Una de esas medidas -aún no está disponible en Argentina-, es la inclusión de un botón de pánico para que se pueda notificar una agresión durante la cita y que una vez activado, se dispare el alerta a los servicios de emergencia con la ubicación de la persona.

Otra de las medidas, con las que si se cuenta en Argentina, es la verificación de identidad, donde para que el perfil de uno aparezca certificado, la aplicación solicita a sus usuarios que se tomen una serie de selfies.