Se mudaron a una isla remota donde son los únicos habitantes: no hay luz, agua y tampoco coronavirus

Una pareja se instaló dos días antes de que empiece la pandemia. Viven sin los servicios esenciales pero están ajenos a las dificultades sanitarias que atraviesa el mundo.
sábado, 9 de enero de 2021 · 09:53

Sarah y Luke Flanagan, oriundos de Reino Unido, encontraron un verdadero paraíso libre de Covid-19: se trata de Owey, una isla remota del condado de Donegal, en Irlanda, a la que la pareja llegó apenas dos días antes del bloqueo que impuso su país, el 14 de marzo de 2020.

Sarah y Luke tenían la idea de pasar un año entero en un lugar más tranquilo. Cuando llegaron a Owey, encontraron eso y mucho más: un terreno rocoso y agreste de 121.406 hectáreas parecía el lugar ideal para cambiar la rutina. El lugar, que funcionó como set de filmación de múltiples producciones de Hollywood -entre ellas, algunas escenas de Star Wars-, presenta un paisaje agreste y, en determinadas circunstancias, permite ver auroras boreales.

Después de pasar dos años en Escocia, la pareja decidió mudarse a Irlanda poco antes de que comenzara lo peor de la pandemia. Sin saberlo, estaban migrando a un destino en el que serían los únicos dos habitantes. Hoy, solo ellos viven en la isla, sin luz, gas, ni agua corriente. "Usamos un tanque para recoger el agua de lluvia, cocinamos usando grandes garrafas de gas que también almacenamos en los meses de verano y tenemos paneles solares que conectamos a la batería de nuestro auto a lo largo del día, antes de cargar nuestros teléfonos", explicó Sarah.

Además, la pareja tiene un bote que les permite trasladarse desde la isla al continente durante el verano para conseguir alimentos antes de que empiece el frío. Por fuera de sus compras, ambos pescan, cultivan verduras y crían gallinas.

Fuente: La Nación