Bolivia: Gremios y transportistas rechazan el diálogo con el Gobierno y continúan con el paro

Continúa la tensión entre el gobierno boliviano, los gremios y los transportistas, luego de anunciar que no se sentarán a dialogar si no se deroga la ley sobre lavado de dinero.
domingo, 14 de noviembre de 2021 · 12:00

Los gremios y los transportistas de Bolivia decidieron que no van dialogar con el Gobierno sin la derogación de la ley sobre lavado de dinero aprobada recientemente y van a continuar con su paro por tiempo "indefinido".

La Confederación de Gremiales y los transportistas se reunieron este viernes en la ciudad boliviana de Cochabamba para definir su respuesta a la convocatoria del Ejecutivo al diálogo para intentar solucionar el actual conflicto, donde se han producido bloqueos y enfrentamientos en el marco de las protestas.

"Estamos resolviendo que el Gobierno anule la Ley y hemos resuelto continuar con el paro que es indefinido", afirmó el secretario ejecutivo de los Gremiales, Francisco Figueroa, tras horas de debate entre distintos actores de las protestas.

Figueroa acusó al Gobierno de intentar una "estrategia" para "dividir el movimiento" con sus llamadas al diálogo, por lo que animó a sus compañeros a "estar en los bloqueos", mientras otros deben seguir "marchando", informó el diario boliviano El Deber.

En este sentido, criticó que seguidores del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) se estén trasladado a Cochabamba y el municipio de Chapare justo en el día en el que el Gobierno convocó la negociación.


 El dirigente de la Cámara de Transporte Pesado, Alfredo Borja, dijo que su sector tampoco quiere dialogar.

No obstante, los ministros de Obras Públicas, Edgar Montaño; de Defensa, Edmundo Novillo; y de Economía, Marcelo Montenegro, acudieron a dialogar a Cochabamba y lograron un acuerdo con algunas cooperativas de transportistas, tras lo cual está previsto que conversen con representantes de los gremios, aunque solo acudirán los que son afines al MAS.


Por otro lado, el dirigente del opositor Comité Cívico del departamento de Santa Cruz, Rómulo Calvo, pidió que "no se negocie nada" con el Gobierno si no se deroga la ley sobre lavado de dinero, informó La Razón.

"Hemos podido conseguir que toda Bolivia se una en una sola voz: que aquí no se negocie nada si no haya abrogación, no van a aceptar ninguna invitación del Gobierno si no abrogan la ley", aseveró el dirigente.

Por otro lado, el el Alto Mando Militar y el Ministerio de Defensa decidieron suspender los actos por el día del Ejército tras analizar que la coyuntura nacional no era apropiada para sacar a los militares a la calle, informó la agencia de noticias boliviana ABI.

Este aplazamiento de los actos de homenaje será no solo en la ciudad de Santa Cruz -epicentro de las protestas y bastión de la oposición- sino en todas las capitales de departamento, por lo que las unidades militares y su equipamiento deben regresar a sus cuarteles, explicó el ministro Novillo.

El paro nacional contra la ley anti lavado se inició el lunes a través de una convocatoria de sectores de gremiales a la que adhirieron comités cívicos de línea derechista que sumaron demandas de anulación de otras normas, como una ley que contiene un plan quinquenal de desarrollo.

La protesta no alcanzó dimensión nacional en sus primeros días, afectando solo parcialmente a tres de los nueve departamentos, Santa Cruz, Potosí y Tarija pero desató una dura polémica en la cual el Ejecutivo acusó a la oposición de intentar un levantamiento a través de comités cívicos regionales.