Preocupa la salud de la Reina Isabel II tras cancelar su participación en un acto público

La monarca de 95 años sufrió una lesión muscular en la espalda, según un comunicado oficial.
domingo, 14 de noviembre de 2021 · 15:44

La salud de la Reina Isabel II es un tema que preocupa al Reino Unido. Por recomendación de los médicos se mantuvo alejada de su actividad pública desde que fue hospitalizada el pasado 20 de octubre para realizarse estudios. Se creía que hoy participaría del “Remembrance Sunday”, sin embargo desde Buckingham confirmaron que una “desafortunada coincidencia” de salud no haría esto posible.

 

Según los voceros oficiales del palacio, la monarca sufrió una lesión muscular en la espalda y esto hizo imposible que asistiera a la ceremonia en conmemoración de los caídos en las guerras en las que participó el Reino Unido. “La reina, tras sufrir una lesión muscular en la espalda, decidió esta mañana con gran pesar que no podrá asistir al servicio dominical del Recuerdo de hoy en el Cenotafio", informaron. El jueves pasado los mismos voceros habían confirmado la presencia de Isabel II en el acto oficial.

 

La soberana estaría “decepcionada” de no poder asistir. En la ceremonia oficial marcharán cientos de militares alrededor del Cenotafio y 10.000 veteranos de guerra en conmemoración a los caídos en combate. Este año no hay límite de asistencias como ocurrió el año pasado por el confinamiento por coronavirus. 

 

Hace un mes que la monarca se encuentra en reposo y alejada del ojo público. Entre otros eventos a los que no pudo asistir por su salud se encuentra el festival del recuerdo, que se celebró ayer en el Royal Albert Hall y tampoco estuvo presente en la COP 26 de Glasgow en Escocia. 

 

Isabel II, que el próximo año cumple 70 años a cargo del trono siendo la mandataria más longeva, estaría descontenta con la decisión de los médicos en no participar de los eventos oficiales. Sin embargo, desde el palacio consideran que esta es una medida razonable para cuidar la salud de la reina.

 

Por otro lado, la soberana continúa con sus tareas reales realizando trabajos de escritorio en Windsor, a 40 km de su vivienda en Londres.