El mundo iniciará un nuevo año castigado por una nueva ola de coronavirus

Con pocos motivos para celebrar, alrededor de todo el mundo millones de personas se preparan para iniciar un 2022 en medio de una explosión de casos en la que se combinan las variantes Ómicron y Delta, en un panorama que en muchos lugares, tomó por sorpresa a la población.
jueves, 30 de diciembre de 2021 · 20:16

En los últimos siete días, se detectaron de media 1.045.000 infecciones diarias, un 46% más que la semana anterior, según un recuento establecido a partir de balances oficiales.

El coronavirus, detectado hace dos años y declarado pandemia mundial en marzo de 2020, ya mató a más de 5,4 millones de personas, desencadenando crisis económicas y obligando a las sociedades a vivir entre confinamientos intermitentes y un estrés insoportable.

Hasta ahora, la explosión de casos no se ha traducido en un aumento del número de muertos, pero sí de hospitalizaciones que en varios países provocaron otro colapso sanitario, con camas de internación al borde de la saturación.

Ómicron, si bien presenta síntomas más leves que su antecesora y tan letal Delta, y todas las anteriores, ha elevado la infección a niveles récord, en gran parte por su velocísima diseminación.

De México a Grecia y de Francia a Argentina, el fuerte repunte está llevando a los gobiernos a reimponer limitaciones y en algunos casos a suspender las fiestas de Año Nuevo.

El papa Francisco canceló su tradicional visita de Nochevieja al pesebre en la Plaza San Pedro por la preocupación de que se extienda la enfermedad entre la multitud congregada, informó hoy el Vaticano.

En España, los festejos públicos se cancelaron en la mayoría de ciudades, excepto Madrid, gobernada por una ultraderechista, donde está programada una celebración pública limitada a 7.000 personas.

El país ibérico superó hoy nuevamente el récord de contagios diarios, con 161.688 casos.

En Francia, que superó por segundo día consecutivo el umbral de 200.000 nuevos contagios diarios, las discotecas, cerradas desde el 10 de diciembre, seguirán así al menos durante las tres primeras semanas de enero, consignó la agencia de noticias AFP.

Dinamarca, que actualmente tiene el mayor número de nuevos casos del mundo en relación con su población, superó también por segundo día consecutivo el techo de 20.000 infecciones adicionales.

El repunte de enfermos también alcanzó a América Latina y el Caribe, donde Cuba exigirá a partir del 5 de enero un esquema de vacunación completo y una prueba PCR para poder entrar al país.

La región acumula ahora más de 47 millones de infecciones y cerca de 1,6 millones de muertes.

La mítica playa brasileña de Copacabana de Río de Janeiro, que en Año Nuevo reúne normalmente a más de 3 millones de personas, verá limitado su aforo y no celebrará conciertos.

"Me preocupa enormemente que Ómicron, al ser más transmisible y circular al mismo tiempo que Delta, esté provocando un tsunami de casos", alertó el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Los sistemas de salud están al borde del colapso", sentenció.

Ante esta situación, las autoridades de Estados Unidos, con una media de más de 265.000 contagios diarios, instaron a la población a evitar los viajes en crucero aunque estuvieran vacunados.

Más de