Incendio en cárcel superpoblada deja 38 muertos y 69 heridos

El martes se produjo un importante incendio en una cárcel de Gitega, en el estado africano de Burundi. A raíz del fuego ocasionado en el centro penitenciario superpoblado, al menos 38 personas fallecieron y otras 69 resultaron heridas, según informó el vicepresidente Prosper Bazombanza.
miércoles, 8 de diciembre de 2021 · 12:53

 

De acuerdo con los testigos, “enormes llamas” quemaron algunos sectores de la prisión en su totalidad. El lugar que, a fines de noviembre pasado alojaba a 1539 reclusos, tiene capacidad oficial solo para 400, conforme a los datos de la administración penitenciaria.

El incendio sería producto de “un cortocircuito”. Así lo explicaron desde la cuenta de Twitter del ministerio de Interior, Desarrollo Comunitario y Seguridad Pública. Un episodio similar había ocurrido el pasado 21 de agosto, cuando otro cortocircuito desencadenó en un incendio que afectó una zona de la prisión sin causar víctimas.

“Cuando vimos que las llamas se elevaban a gran altura, empezamos a gritar que íbamos a morir quemados pero la policía se negó a abrir las puertas de nuestro bloque diciendo ‘son las órdenes que hemos recibido’. No sé cómo me escapé, pero hay presos que murieron quemados”, denunció un preso, en comunicación con la agencia AFP.

Lo que se sabe hasta ahora es que comenzó alrededor de las 4 de la mañana hora local, cuando los internos dormían, y que hacia la mañana el fuego fue controlado.

El vicepresidente Bazombanza y cuatro ministros del Interior, Seguridad Pública, Justicia, Sanidad y Solidaridad se acercaron a la zona afectada.

Una fuente policial le indicó a la agencia AFP que los socorristas demoraron en llegar al lugar para comenzar con el operativo. Dos horas después del comienzo del incendio, llegó un primer camión de bomberos. Más tarde llegaron otros seis de provincias cercanas.

La prisión central de Gitega, la capital política de Burundi, se construyó en 1926 y es la tercera más grande del país después de la de Mpimba, ubicada en la capital económica Bujumbura, y la de Rumonge.

Los reclusos denunciaron en varias oportunidades que se encuentran en malas condiciones de detención, con falta de espacio y de alimentos. “A veces pasamos hasta tres días sin ser abastecidos por la prisión y nuestras familias no pueden ayudarnos porque desde junio de 2020 ya no se nos permiten las visitas con el pretexto de protegernos del Covid-19?, reveló una fuente.

 

La Nación