Polémica en Chile por la marcha xenófoba contra venezolanos migrantes

Como consecuencias de la marcha, en el vecino país, hubo agresiones, palabras marcadas por el odio y también llegó el repudio internacional. En tanto, el Gobierno de Venezuela rechazó la violencia y exigió a Chile el "respeto a la integridad física y psicológica" de su gente.
martes, 28 de septiembre de 2021 · 19:09

 

Hubo una marcha xenófoba contra venezolanos migrantes en Chile y trajo sus consecuencias, ante los discursos de odio y las agresiones que se vivieron. Desde el ámbito internacional, llegaron réplicas ante esta acción. 

Una de las postales fue la de un cochecito de bebé tirado a las llamas, en esta marcha a que fueron 5.000 personas Iquique, capital de la región de Tarapacá, al norte de Chile. 

La marcha se hizo el sábado y se llamó para repudiar a los migrantes que viven en el norte de Chile. La mayoría de ellos son venezolanos. El paso fue desde la Plaza Prat hasta la mismísima sede del Gobierno Regional de Taracapá. 

Había carteles del tipo: "No más migrantes", "No más ilegales" y "Chile es una república que se respeta". 

Como parte de la marcha, se oyeron discursos de odio y hubo agresiones a venezolanos. A algunos les robaron pertenencias, como carpas, bolsas de dormir y ropa, y les prendieron fuego. Mientras todo se quemaba sonaron cacerolas y se oyeron amenazas, con cantos xenófobos. 

Ante el hecho, la Fiscalía de Chile ha dicho que inició una investigación y dispuso de "medidas de protección para las víctimas", entre las que hay niñas, niños y ancianos, que perdieron lo poco que tenían y debieron que dormir en la calle. 

Barbarismo 

En tanto, "el gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, culpó al Gobierno chileno por la 'crisis migratoria' en la región que dirige y llamó a la población a no cometer 'ningún acto xenófobo'. 'Nosotros no somos lo que hoy día se vio en las imágenes', aseveró. No obstante, las agresiones a la población en situación administrativa irregular provocaron el pronunciamiento del relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los migrantes, Felipe González Morales, quien calificó de 'inadmisible humillación' lo ocurrido en el norte de Chile", revela la agencia Rt. 

"El discurso xenófobo, asimilando migración a delincuencia, que por desgracia se ha ido volviendo cada vez más frecuente en Chile, alimenta esta clase de barbarismo", Felipe González Morales, ONU 

Así, en dichos a Tele13 Radio, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, calificó de "lamentable y repudiable" los sucesos del sábado, aunque, al mismo tiempo, prometió que se mantendría la política de desalojos y "el plan de expulsiones" de las personas en situación irregular.  

Delgado señaló: "Como Gobierno nunca vamos a avalar el uso de la fuerza, de la violencia, como resolución de conflictos. Quienes organizaron esta manifestación de odio van a responder ante la justicia, como corresponde".   

Por su lado, la Organización de las Naciones Unidas en Chile marcó su "preocupación por la violencia y xenofobia hacia personas migrantes" y pidieron a la Cancillería chilena, "actuar en el marco del respeto a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario". 

La respuesta de Venezuela  

Delcy Rodríguez, vicepresidenta venezolana, declaró en Twitter: "Venezuela repudia la xenofobia y agresiones contra migrantes venezolanos y exige a las autoridades nacionales y locales de Chile respeto a la integridad física y psicológica de nuestros connacionales". 

Además, dijo que, por orden del presidente Nicolás Maduro, se activará el Plan Vuelta a la Patria para la repatriación de los venezolanos desde Chile. 

Y recordó que Venezuela "ha sido un país receptor de migrantes de Europa, de América y particularmente de Chile. Cuando el terrible golpe de Estado de Pinochet contra Salvador Allende, Venezuela abrió sus puertas a los chilenos. Y es inconcebible lo que está ocurriendo, la persecución, la xenofobia, el odio contra nuestros migrantes en Chile".  

Tele13, Rt, ElComercio, Twitter, Youtube.