Los hospitales del Reino Unido estarán en "considerable" presión en las próximas semanas

El primer ministro británico, Boris Johnson, subrayó que sería "insensato" decir que la pandemia se acabó porque la variante Ómicron es "más leve".
martes, 4 de enero de 2022 · 10:45

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) estará sometido a una "considerable" presión en las próximas semanas por causa de la ola de la muy transmisible variante Ómicron, según indicó el primer ministro británico, Boris Johnson.

"Sin duda Ómicron sigue repuntando en todo el país", manifestó Johnson durante una recorrida en un centro de vacunación. "Considero que tenemos que reconocer que la presión sobre nuestro NHS, sobre nuestros hospitales, va a ser considerable en el transcurso del próximo par de semanas o quizá más", reconoció.

Johnson señaló que Ómicron parece ser "claramente más leve" que las variantes anteriores, pero sería "insensato" decir que la pandemia se acabó. El primer ministro exhortó a las personas a someterse a una prueba antes de "reunirse con alguien a quien normalmente no frecuentan" y a recibir la primera, segunda y tercera dosis de una vacuna si es posible.

El Reino Unido reportó otros 157.758 casos de coronavirus en las últimas 24 horas, lo que elevó el total de casos de coronavirus en el país a 13.422.815, de acuerdo con cifras oficiales. Además, reportó otras 42 muertes, lo que elevó el total de decesos en el país a 148.893, con 11.918 pacientes con la enfermedad todavía hospitalizados. Los datos de casos y muertes de hoy sólo incluyen a Inglaterra y Escocia.

Más del 90% de las personas mayores de 12 años en todo el territorio han recibido su primera dosis de la vacuna y más de 82% tiene ya el esquema de vacunación completo, de acuerdo con las cifras más recientes. Más del 59% ha recibido una aplicación de refuerzo de la vacuna.

Para llevar la vida de nuevo a la normalidad, países como Reino Unido, China, Alemania, Rusia y Estados Unidos han estado en una carrera contra el tiempo para aplicar las vacunas contra el coronavirus.