Hawái

Tragedia: al menos 55 personas murieron tras los incendios en un archipiélago de Hawái

Ocurrió en Maui y el gobernador Josh Green, afirmó que el siniestro que redujo gran parte de Lahaina a ruinas humeantes fue el peor desastre natural en su historia.

Los incendios de Maui, en el archipiélago estadounidense de Hawái, causaron la muerte de al menos 55 personas, un número que se espera que aumente y desataron la destrucción en la ciudad turística de Lahaina, cuya reconstrucción llevará muchos años y miles de millones de dólares, dijeron las autoridades locales.



El gobernador de Hawái, Josh Green, dijo que el infierno que redujo gran parte de Lahaina a ruinas humeantes fue el peor desastre natural en la historia del estado, dejando a miles de personas sin hogar y arrasando hasta 1.000 edificios.



"La reconstrucción de Lahaina va a llevar muchos años", dijo Green en una rueda de prensa, mientras las autoridades empezaban a trazar un plan para alojar a los nuevos sin techo en hoteles y viviendas de alquiler turístico.



"Será una nueva Lahaina que Maui construirá a su imagen y semejanza, con sus propios valores", dijo Green refiriéndose a la ciudad que atrae a 2 millones de turistas cada año, es decir, alrededor del 80% de los visitantes de la isla.



El rápido incendio, que comenzó el martes, se extendió desde la maleza de las afueras de la ciudad y arrasó la histórica ciudad de Lahaina, que fue capital del Reino de Hawái.



Fue uno de los tres grandes incendios de Maui, todos ellos aún en llamas, alimentados por la sequía, la acumulación de combustible y las ráfagas de viento de 100 km/h.



Aunque los bomberos siguen apagando incendios más pequeños y los equipos de búsqueda y rescate se estima aún hallaron a todos los fallecidos, los fondos federales para la recuperación empezaron a fluir junto con una afluencia de suministros y equipos.



Entre la ayuda recibida se encuentran perros rastreadores de cadáveres procedentes de California y Washington que ayudarán a los equipos de búsqueda y rescate a peinar las ruinas, según las autoridades.



"Entiendan esto: la ciudad de Lahaina es tierra sagrada en este momento", dijo el jefe de policía de Maui, John Pelletier, refiriéndose a los restos que aún no fueron recuperados. "Tenemos que sacarlos".



Miles de turistas y lugareños fueron evacuados de la parte occidental de Maui, que tiene una población anual de unos 166.000 habitantes, y algunos se refugiaron en la isla o en la vecina isla de Oahu. Los turistas acamparon en el aeropuerto de Kahului, a la espera de vuelos de vuelta a casa. Algunas personas huyeron de las llamas saltando al océano Pacífico.



Green dijo que el alcance del desastre superaría al de 1960, un año después de que Hawái se convirtiera en estado de Estados Unidos, cuando un tsunami mató a 61 personas en la Isla Grande de Hawái.



El destino de algunos de los tesoros culturales de Lahaina sigue sin estar claro. El histórico baniano de 18 metros de altura que marcaba el lugar donde se alzaba el palacio del rey hawaiano Kamehameha III en el siglo XIX seguía en pie, aunque algunas de sus ramas parecían carbonizadas, según un testigo de Reuters.



El condado de Maui informó en un comunicado de que el incendio de Lahaina estaba contenido en un 80%, ya que los bomberos habían asegurado el perímetro de las zonas de terreno salvaje que ardieron.



El incendio de Pulehu, a unos 30 kilómetros al este de Lahaina, estaba controlado en un 70%. No había estimación para el incendio de Upcountry, en el centro de la masa oriental de la isla, dijo el condado de Maui.



Las escenas de devastación ardiente se volvieron demasiado familiares en otras partes del mundo este verano. Los incendios, a menudo provocados por un calor sin precedentes, obligaron a evacuar a decenas de miles de personas en Grecia, España, Portugal y otras partes de Europa. En el oeste de Canadá, una serie de incendios de gravedad inusitada envió nubes de humo sobre vastas franjas de Estados Unidos, contaminando el aire.



Científicos afirman que el cambio climático provocado por el hombre, impulsado por el uso de combustibles fósiles, está aumentando la frecuencia e intensidad de estos fenómenos meteorológicos extremos, y llevan mucho tiempo advirtiendo de que los países deben reducir drásticamente las emisiones para evitar una catástrofe climática.(NA)


Más de Internacionales

Detienen al presidente del partido de Bolsonaro en megaoperación policial

Detienen al presidente del partido de Bolsonaro en megaoperación policial
Valdemar Costa Neto, presidente del Partido Liberal, la principal fuerza opositora en Brasil, ha sido detenido por portación ilegal de armamento en una operación policial encabezada por el juez Alexandre de Moraes. La investigación apunta a su presunta participación en planes golpistas vinculados al círculo de civiles y militares aliados de Jair Bolsonaro en 2022.