Bono a jubilados: quiénes cobrarán $ 1600 extra con los haberes de julio

Es por segunda vez, y viene en reemplazo de los bolsones de alimentos que recibía una población específica de bajos recursos o con problemas nutricionales. Además, los centros barriales tendrán una ayuda para cubrir el pago de servicios y alquileres.
viernes, 10 de julio de 2020 · 00:12

Al igual que sucediera en mayo, el PAMI pagará por segunda vez una suma fija y extraordinaria de $ 1600 a unos 550.000 jubilados y pensionados afiliados de la obra social que solían recibir antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus unos bolsones de alimentos distribuidos a través de los centros barriales para adultos mayores, que a su vez recibirán un subsidio para evitar su cierre por la imposibilidad de hacer frente al pago de sus deudas.

La directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, señaló que este nuevo pago busca "garantizar la salud de las jubiladas y jubilados" que recibían el kit nutricional, por estos momentos en desuso dada las dificultades que el Estado enfrenta para hacerse de alimentos de primera necesidad a precios accesibles mediante el sistema de compras públicas, y los retos que impone la cuarentena para el circuito logístico.

El pago de los $ 1600 se incorporará al recibo de haberes, a través de un convenio firmado con la Anses. La suma a depositar es variable ya que depende de la zona geográfica y modalidad del bolsón. El cronograma, según la terminación del DNI, comenzó este miércoles 8 de julio y se extenderá hasta el 23 del corriente mes.

La suma fija y extraordinaria representa una transferencia más en favor del 7,8% de la población retirada de la actividad laboral, cuyo universo total ronda los 7,1 millones de beneficiarios.

Ayuda a centros de jubilados

Además, PAMI pagará con un cheque un segundo subsidio solidario de sostenimiento de $ 15.000 a 4200 centros de jubilados y pensionados que, pese a discontinuar su agenda de actividades, deben acarrear los costos fijos de los servicios y alquileres y corren riesgo de cerrar.

La medida significa una inversión total de $ 960 millones para atender la demanda en esta emergencia hasta que se restablezca la entrega de los bolsones, e implica un 33% adicional respecto del desembolso habitual que hace PAMI para garantizar la seguridad alimentaria de las personas afiliadas que lo necesitan, señaló el organismo.

El bolsón alimentario reemplazado con la suma dineraria corresponde al programa "Probienestar", que identificaba y subsidiaba a ancianos con afecciones nutricionales. El programa en sí venía siendo blanco de numerosas críticas desde la gestión anterior por la lenta desaparición de productos o su reemplazo por envases con porciones más pequeñas.

Usualmente, los 550.000 beneficiarios recibían un litro de aceite mezcla, medio kilo de arroz blanco, una lata de arveja, choclo y caballa o jurel; una botella pequeña de edulcorante, un kilo de azúcar, galletitas de agua, gelatina, medio kilo de dulce de membrillo o batata, un kilo de harina, una caja de leche en polvo, mermelada de bajas calorías, medio kilo de yerba envasada, un puré de tomate y un postre fantasía para flan.

Otras Noticias