El piloto Seba Gómez y un balance de la última carrera

El pasado domingo, en San Luis, se disputó una nueva final del campeonato de la Clase 3 del Turismo Nacional. Entre los pilotos que participaron de esta prueba, hubo uno con bandera santacruceña. Se trató de Sebastián Gómez.

viernes, 18 de julio de 2014 · 00:00

El piloto del equipo GR Competición tuvo una buena actuación, la que se vio empañada, tal vez, por los imprevistos. Finalmente ocupó el puesto número 26, entre más de 40 autos. Con una mezcla de sensaciones, el riogalleguense volvió a esta ciudad para afrontar nuevamente la rutina laboral. Esperando por agosto y la próxima carrera. Esa que le permita, quizás, tomarse revancha de lo sucedido días atrás en el autódromo Rosendo Hernández.

Ya más tranquilo, sin la adrenalina propia de la carrera, Gómez se tomó un tiempo para reflexionar. Fue ahí que recordó las expectativas con las que viajó a territorio puntano. A propósito de esto, el único representante provincial que tiene esta categoría, dijo: “La verdad había ido con muy buenas expectativas a San Luis. El auto había funcionado de maravillas en las pruebas que pudimos hacer, en La Plata, antes de esta carrera”.

Estas comenzaron a hacerse realidad durante las primeras salidas a pista del Kia Cerato. Aunque su performance fue disminuyendo con el correr de las tandas. No por cuestiones propias sino más bien fruto de un par de situaciones ajenas al piloto y su equipo.

El propio Gómez relató cómo fue, paso a paso, esos dos días de carrera. “Arranqué de muy buena manera el fin de semana. Terminé séptimo en la primera tanda de entrenamientos y, en la segunda, hice el mejor tercer tiempo de la general. En la clasificación quedé bastante cerca de los puestos de arriba, 11º. Me costó un poco porque el auto no había quedado del todo bien con las gomas nuevas. En la serie venía con gran ritmo pero promediando la misma tuve un roce con (Jonathan) Castellano. En esa maniobra se salió un poco el auto y esto me generó un pequeño retraso. Finalmente fui cuarto en esa batería.En la final arranqué bastante bien. Largué 12º y después de un par de vueltas logré meterme entre los diez primeros pero se pinchó una goma y tuve que abandonar la idea de ir en busca de los puestos de puntos importantes. Me conformé con volver a la pista e intentar bajar un par de puestos. Lo logré y me deja, no contento, pero tranquilo”, manifestó el nacido en esta ciudad.

Al primer problema le puso nombre propio. Al segundo, también. A cerca del inconveniente con el neumático, Gómez señaló: “Simplemente se pinchó una goma.Son cosas que pueden pasar. No sabemos con exactitud la razón por la cual el neumático se reventó. Puede ser porque había partes de la pista en donde el piano se había roto un poco y había partes de este volando por todos lados. Pero la verdad, no sé si eso fue lo que causó la pinchadura o se dio porque tenía que pasar y nada más”.

De esta manera, quien es asistido en los motores por Esteban Pou le quitó dramatismo a lo sucedido. Y hasta se animó a pronosticar que si no hubiese existido el roce, en la serie, o el pinchazo, en la final, su actuación hubiese corrido mejor suerte. “Me parece que de haber sorteado esos imprevistos o de no haber tenido que transitarlos, hubiese logrado un mejor posicionamiento final. Digo esto porque el auto fue muy competitivo todo el fin de semana. Se había desalineado un poco en la serie y por eso, quizás, no iba del todo rápido, pero por suerte pudimos

controlarlo y corregirlo para la final. El domingo, como la serie ya se había corrido, se pudo hacer una tanda de entrenamiento más. En esta había quedado nuevamente tercero, los que nos dejó tranquilos que el auto se había recuperado de la exigencia del día anterior y funcionaba muy bien”, contó Gómez.

La temporada y la próxima

El análisis dio lugar también a una mirada más a fondo. Este fue más allá de la última prueba. Después de cinco carreras disputadas, Gómez se mantiene en el top ten. Aunque para él, “uno siempre espera a estar mejor. Nos complicó la carrera anterior, en San Jorge, en donde el auto no funcionó como queríamos. Lamentablemente en esta prueba sí pero nos dejó a pie. El auto, gracias a Dios, lo mejoramos mucho. Ahora está siendo competitivo como lo fue la temporada pasada. Eso me deja tranquilo. De acá hasta que finalice el año creo que vamos a ser protagonistas. Pienso que encontramos nuevamente el auto y un camino para trabajar que hasta hace dos fechas atrás nos estaba costando”. Entre tanto balance, el riogalleguense tuvo tiempo para referirse a la próxima carrera. Esta tendrá lugar el 3 de agosto, en Termas de Río Hondo. “Es un circuito que conozco, con sectores bastante rápidos y otros no tanto. El autódromo es espectacular, tiene un asfalto increíble y una gran comodidad. Es de nivel internacional realmente. El año pasado me fue muy bien. Tuve la suerte de ganar y eso me tiene muy motivado. Ojalá pueda repetir esta temporada”, sentenció. En el final, sólo agradeció “a los auspiciantes, a mi familia y a los fanáticos tuercas que me brindan su apoyo incondicional carrera tras carrera”.

El Campeonato

1° Matías Rossi (C4) 148 pts.

2° Facundo Chapur (308) 120 pts.

3° Bruno Bosio (Focus) 109 pts.

4° Pablo Merayo (Lancer) 93 pts.

5° Iván Saturni (Focus) 91 pts.

6° Juan Pipkin (Cruze) 90 pts.

7° Matías Muñoz Marchesi (Cruze) 85 pts.

8° Marcelo González (307) 84 pts.

9° Mariano Werner (308) 83 pts.

10° Sebastián Gómez (Cerato) 81 pts.

11° Leonel Pernía (Megane RS) 76 pts.

12° Diego Mungi (C4) 72 pts.

13° Pablo Piumetto (Focus) 66 pts.

14° Jonathan Castellano (Vectra) 63 pts.

15° Guillermo D’Aguanno (147) 61 pts.

16° Esteban Tuero (Línea) 59 pts.

17° Mauro Giallombardo (Focus) 51 pts.

18° Leonel Larrauri (New Civic) 44 pts.

19° Guillermo Ortelli (Megane RS) 43 pts.

20° Ernesto Bessone (Focus) 38 pts.