Conflicto policial: Hubo nueva marcha y se espera reunión con el gobernador Peralta

Los efectivos de Río Gallegos hicieron oír nuevamente su reclamo en la mañana de hoy, en medio de una jornada en la que esperan ser recibidos por el gobernador Peralta. Efectivos del interior de la provincia esperan novedades para sumarse al autoacuartelamiento.

martes, 15 de octubre de 2013 · 00:00

Este martes, el propio gobernador Daniel Peralta recibiría, en su oficina de Río Gallegos, a los referentes de los policías auto-convocados en la mayoría de las localidades de Santa Cruz. Al menos ese es el trascendido entre las filas que están en el reclamo.

Mientras se esperan esas novedades, en Río Gallegos los efectivos que se plegaron a la protesta volvieron a marchar por el centro de la ciudad y Casa de Gobierno para hacer notar el reclamo que se profundiza ante la falta de un acuerdo.

En  zona norte dicen que están  esperanzados en que el Ejecutivo dé una respuesta favorable a su pedido de aumento, es decir al “valor punto” por el cual se calcula el sueldo de los uniformados.

Hasta ahora cobran 22 pesos por ese valor, y quieren elevarlo a 32 pesos, pero los policías dicen que si hay alguna oferta intermedia lo analizarán. Por ejemplo, que el gobierno ofrezca 28 ó 29 pesos el valor, y en un plazo corto. Hasta ahora el ofrecimiento solo  llegó a 26 ( lo acordado el año pasado) sumado a 700 pesos en negro por mes por el pago del uniforme. 

Igual, nada está definido. La última palabra la tendrá el gobernador que tiene que lidiar con varios conflictos, a sólo dos semanas de las elecciones generales legislativas.
Aún así, el acatamiento a la huelga no fue del 100 por ciento. Por ejemplo, en Zona Norte, los policías de Pico Truncado no se adhirieron todavía; y es parcial la huelga en Las Heras. En Caleta hubo un alto porcentaje de auto-convocatoria, pero aún así en la seccional Segunda, por ejemplo, los policías recién iniciaron a las 16 horas la medida de fuerza porque no contaban con toda la información acerca de las negociaciones.

Mientras tanto, en El Calafate los efectivos esperan las novedades del caso para decidir si se suman al reclamo que ya realizan efectivos de la zona norte y sur de la provincia. (La Vanguardia del Sur y Nuevo Día)