Gleadell habló de otra promesa incumplida del gobernador Peralta

El Intendente Nelson Gleadell visito la obra que, por Responsabilidad Social Empresaria, se ejecuta en las instalaciones de la cancha del Club Racing de Puerto San Julián, para la cual el gobernador Peralta anunció césped sintético que nunca llegó.

miércoles, 23 de octubre de 2013 · 00:00

Esta obra, que es la 5º y última etapa de las solicitadas por la Comisión Directiva, supone la construcción de zona de albergue para visitantes, baños y anexos, además de un playón de práctica, es la última de las etapas que permiten al club Racing contar con túnel de acceso al campo de juego, vestuarios, sanitarios, confitería, platea con 200 butacas plásticas con visera/techo que le da un servicio poco observado en las canchas regionales.

La actual etapa con una inversión de $ 493.604,00 iniciada en el mes de abril 2013 se encuentra en un importante grado de avance de obra y es construida por el empresario local Pablo Vidal.

"vemos que el resultado de la inversiones que por Responsabilidad Social Empresaria emprendimos en Racing están en el último tramo de obra, con una inversión total de más de $ 1.000.000,00 entre RSE y la Municipal...,  contentos ya que todo se realizo con empresas locales y de acuerdo a las necesidades planteadas por el club..." se manifestó Gleadell

Consultado sobre el compromiso provincial del césped sintético: "como recién lo hablamos con el Presidente Oitaben… hasta ahora no se ve ningún movimiento, por lo visto una promesa mas de las que estamos acostumbrados, la gente del club y San Julián no merece este trato..."

El pasado 10 de junio, el Gobernador Daniel Peralta, informo que la provincia llamaría a licitación para colocar césped sintético a la cancha de este Club Racing, lo que trajo alegría de toda la ciudadanía. La licitación millonaria abierta el 15 de agosto 2013, de la que trascendió la oferta de una sola empresa, fue aparentemente otorgada a la empresa Beltrán pero a la fecha -luego de cuatro meses- aún no ha dado inicio a los trabajos ni se observa presencia alguna.