Los gremios y la izquierda le hicieron sentir a Cantín el descontento del pueblo

Luego de presenciar con mucho respeto el acto central y el pobrísimo discurso del intendente, los gremios de la CTA e integrantes del Partido Obrero cuestionaron duramente a Cantín y sus funcionarios por la triste situación por la que atraviesa la ciudad. “Tienen cara de piedra”, dijo una de las referentes.

jueves, 19 de diciembre de 2013 · 00:00

Lo anunciaron y lo hicieron. Hoy al mediodía, referentes de los gremios nucleados en la CTA e integrantes del Partido Obrero y el MST se presentaron en Kirchner y San Martín para reclamar en el acto central por el aniversario de la ciudad que encabezó el cada vez más resistido intendente Cantín.

La imagen panorámica del acto mostraba en el medio a un escenario en el que Cantín estaba acompañado de sus igualmente resistidos funcionarios y algún que otro diputado en representación del Kirchnerismo como Mauricio Gómez Bull, mientras que a un costado aparecía la UOCRA y al otro los gremios y partidos políticos ya nombrados.

La UOCRA optó por una silbatina y gritos para Cantín, recordándole los reclamos que llevan adelante hace días frente al municipio por el inicio de obras prometidas que nunca comenzaron y luego se retiraron pacíficamente encabezados por Carlos García. Sí, el mismo que encabezó la golpiza a docentes y estatales tiempo atrás.

Entonces, quedaron en el lugar los integrantes de la CTA y de la izquierda política de la provincia, quienes escucharon atentamente lo poco que tuvo para decir el alicaído intendente de Río Gallegos para luego comenzar un sencillo acto en el que fueron tan duros como lo son casi el 99 por ciento de los vecinos en las redes sociales.

Mientras Cantín dialogaba con la prensa tratando de defender lo indefendible en medio de un triste aniversario, los referentes de cada gremio y partido le hacían notar a viva voz el descontento general a un intendente que, como siempre ante cada crítica, hace oídos sordos.

Quizás la más dura fue Virginia Sutherland, histórica trabajadora municipal y referente de la izquierda, quien le gritó a pocos metros a Cantín y sus funcionarios que “tienen la cara de piedra” y que “son incapaces de solucionar los problemas de los vecinos”.

“Están destruyendo la ciudad”, afirmó quien en menos de dos minutos se despachó como en realidad lo hacen muchos día a día al transitar las calles de una ciudad totalmente dejada, conducida políticamente por un intendente que no hace más que esperar llamados y fondos de Nación para trata de paliar la situación. ¿Iniciativas propias? ¿Proyectos? ¿Gestión? Nada de eso. Hoy Río Gallegos tiene un intendente que realmente da mucha pena y los gremios y la izquierda no hicieron más que hacérselo notar. Hay que ver si toma nota de una buena vez. (El Diario Nuevo Día)