Defensa Civil y las recomendaciones ciudadanas para el festejo de las fiestas de fin de año

Con el advenimiento de las fiestas de fin de año y con la intención de que los festejos no se vean empañados por tragedias o problemas evitables, Defensa Civil hizo una serie de recomendaciones a la población en general.

martes, 24 de diciembre de 2013 · 00:00

Aquellos que decidan acercarse al río y sean niños deberán circular bajo la estricta supervisión visual de un adulto responsable, quien debería saber nadar, conocer los pasos básicos de R.C.P. y tener identificadas las formas de conseguir auxilio inmediato.

En este contexto se aconseja también enseñar a los niños reglas básicas de seguridad, entre ellas, avisar a un adulto cuando va a ingresar al agua, no empujar a otros en el agua, no sumergirse o bucear, no confiarse en juguetes inflables como medio de flotación ya que pueden desinflarse y hundirse, y no exponerse a los Rayos UV.

Paro los adolescentes y adultos se recomienda no ingresar a cursos de agua si no se sabe nadar, no realizar clavados sin asegurarse que la profundidad del agua sea la adecuada, no intentar rescates físicos si no se está entrenado para ello y no ingresar al agua si se ingirió alimentos o bebidas alcohólicas.

Tener en cuenta que saber nadar no garantiza la seguridad absoluta al momento de hacer uso del agua, es indispensable respetar las indicaciones de las autoridades competentes y de la cartelería de peligro, hay que evitar exponerse a los Rayos UV, no perder de vista a los niños y si bien es primordial saber qué hacer en caso de un emergencia, lo más importante es saber evitar situaciones de peligro.

En cuanto al uso de pirotecnia se aconseja que los niños nunca manipulen este tipo de elementos y se hace saber que la venta de artículos pirotécnicos de alto poder a menores de 16 años está prohibida.

La pirotecnia autorizada debe tener la leyenda "autorizado por el Renar", debe manejarse en lugares abiertos y lejos de edificios, no debe guardarse en los bolsillos, no debe ser arrojada contra muros o cajas de luz o de gas, debe mantenerse en el piso; nunca en las manos ni dentro de botellas o latas, y cuando un producto no explota no debe tocarse aunque la mecha parezca apagada.

Proteja los oídos de los niños colocándole tapones del tipo que se usan para ir a la pileta, no dejar los artículos al sol o próximos a fuentes de calor, y recordar que los artefactos de pirotecnia pueden causar incendios, ya fuere en el lugar o a distancia.

En caso de accidente, si toma fuego la ropa se lo debe sofocar envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo. Nunca debe caminar y menos correr. Lavar la zona lesionada con agua fría o helada, disminuye el edema y calma el dolor, nunca colocar cremas, pomadas, ungüentos caseros o medicinales, cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas, concurrir al centro médico más cercano en todos los casos y, en aso de accidentes con compromiso ocular, no tocar ni realizar ninguna maniobra sobre los ojos.

En caso de incendio forestal y para evitarlos no encienda fuego en el campo, ni para quemar basura o pastos, ni para utilizar parrilas o fogatas, (ni tan siquiera en las áreas recreativas habilitadas a tal efecto). En la época de alto riesgo de incendios, cualquier chispa o llama, por pequeña que sea, puede dar lugar a un desastre.

No arrojar al suelo cerillas, colillas, cigarros u objetos en combustión, ni tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio. Lo mejor: es no fumar en el campo y botar la basura en los lugares indicados.

Comunicar a las autoridades públicas los vertederos o basurales ilegales que encuentres en terrenos forestales o próximos a ello. Suelen ser una causa habitual de aparición de incendios forestales.