Hay acuerdo para que continúe la emergencia Vial

 

 

Se reunió hoy el Consejo de Seguridad y Educación Vial para analizar  la iniciativa de la Ong Estrellas Amarillas para que se sancione una ordenanza de “tolerancia cero” a la conducción en estado de ebriedad y para establecer la posición del cuerpo asesor respecto a la continuidad de la emergencia vial en el Municipio de Río Gallegos.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Si bien ambos expedientes continuarán en análisis, hubo acuerdo entre todas las instituciones presentes en que la emergencia vial debe continuar. La ordenanza actual vence el próximo 20 de agosto, por lo que podría presentarse un nuevo proyecto de ordenanza, que incluya también la presentación de un plan de trabajo e informes quincenales por parte del Departamento Ejecutivo.

Respecto al proyecto presentado por Estrellas Amarillas, se requerirá el aporte de profesionales y de las propias organizaciones que componen el consejo asesor.

El Consejo de Seguridad y Educación Vial es presidido por el concejal José Zavaley, con el edil Jorge Gareca en la Secretaría del cuerpo, y es integrado por representantes de  instituciones vinculadas a la problemática vial. En esta oportunidad estuvieron presentes Luis Menéndez, Secretario de Gobierno municipal, y  el concejal mandato cumplido José Hidalgo.

El cuerpo acordó establecer  días fijos para las reuniones para permitir la participación de todas las instituciones, incluso de la Jueza de Faltas Municipal, que no ha participado este año de las reuniones del Consejo Vial alegando cuestiones de horario. Esta situación fue planteada por el concejal Gareca, quien consideró a la funcionaria “una figura importante para el debate, ya que hay datos que la jueza tendría que dar y no los tenemos”.

Emergencia vial

Las distintas instituciones coincidieron en dar continuidad a la emergencia vial. Se evaluaron los logros de dos años de trabajo, se consideró que se ha avanzado en algunos aspectos y se marcaron las prioridades y los déficits.

El representante de la Cruz Roja pidió celeridad  y ser más expeditivos con la dinámica de trabajo, porque –dijo- “hay cosas sencillas que se pueden subsanar, como pedidos de informes sobre diferentes temas que hemos solicitado y no han tenido respuesta”.

Desde el Consejo Provincial de Educación, sus representantes  marcaron la necesidad de “unificar el trabajo y hacer hincapié en fuertes campañas de prevención para educar a las personas”.

Carlos Mansilla, de Vialidad provincial, opinó que “en dos años se logró avanzar,  hay más recursos, y ahora debemos tamizar a los conductores mediante los  controles;  mejorar lo que se pueda en infraestructura e incluir  la educación inmediata de la generación que viene; con los actuales conductores, queda la instrucción y la sanción, que es lo que se está haciendo”.

José Hidalgo manifestó que “se necesita coordinación de las fuerzas involucradas” y señaló: “falta decisión política. Avanzamos en esta materia porque hace dos años  no se hablaba de este tema, el trabajo de este Consejo no era visible para la comunidad y ahora  hay más conciencia sobre la problemática del tránsito. Hay que meter el tema en la agenda familiar a través de campañas puerta a puerta. Apelo al aporte privado para financiar las campañas aplicando la responsabilidad social empresaria”. Pidió además al Secretario de Gobierno la capacitación y actualización sobre la legislación vigente de los inspectores municipales de tránsito.

El concejal Gareca hizo un informe con detalles de los recursos y faltantes de las áreas de tránsito del municipio y de la Policía Provincial. “Si hay emergencia vial, quiere decir que el tránsito es una prioridad. Hay que trabajar fuerte en infraestructura y establecer prioridades”. El edil  marcó el déficit del parque automotor de la Dirección de tránsito municipal  y de la División de Tránsito policial e indicó que faltan alcoholímetros, ya que el municipio cuenta con ocho aparatos. Respecto a baches en horarios nocturnos no cubiertos por las operativas de tránsito durante los fines de semana, la inspectora San Martin informó que los mismos se cubren con personal con horas extras o de otros turnos. Otro aspecto que señaló el concejal es la falta de actualización del padrón de inhabilitados y del listado de pedidos de secuestro. San Martin indicó que el primero  llega cada viernes a la Dirección y se informa a los inspectores, mientras que  los pedidos de secuestros no son enviados por el Juzgado Municipal de Faltas desde hace un año.

Gareca también hizo referencia a que el radar para registrar los excesos de velocidad no se encuentra en funcionamiento. Al respecto el Secretario de Gobierno señaló que el costo de su continua calibración, que no se realiza en la ciudad, es mayor que adquirir uno nuevo. Finalmente, Gareca informó sobre un proyecto presentado por el arquitecto Catanoso para corregir las calles donde el estacionamiento a 45º es irregular y está mal realizado.

El mayor Marcelo Rotella, representante del Ejército Argentino, dijo que “para evaluar la continuidad de la emergencia, hay que ver lo que se hizo bien, lo que se hizo mal y aquello que hay que mejorar. Hay muchos puntos para mejorar pensando en el objetivo: prevenir, proponer medidas y coordinar acciones. Debe haber control y sanciones efectivas y ejecutadas. Para eso se necesita personal, medios electrónicos y manuales. Falta concretar y ejecutar” y apuntó a la falta de una materia sobre educación vial en las escuelas.

Respecto a la propuesta de tolerancia cero a la conducción “cualquiera sea la concentración de alcohol en sangre”, según establece el proyecto presentado por Estrellas Amarillas,  se seguirá analizando con nuevos aportes de profesionales y de las propias organizaciones.

Desde la División de Tránsito policial expresaron su acuerdo con la sanción e informaron que trabajan en un proyecto sobre el mismo tema. Buscan prevenir la sanción cuando el test arroje un mínimo de alcohol en sangre,  producto de la ingesta de determinados alimentos y no por el consumo  de  bebidas alcohólicas.

Otras Noticias