La administración pública no trabajará mañana

Mañana 31 de enero la Congregación Salesiana celebra la Fiesta de su Fundador, San Juan Bosco, quién además es patrono de la Patagonia. Por ello se estipula que este día sea feriado provincial.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Este martes 31 es feriado provincial en homenaje al hombre nacido en 1815, por lo que las oficinas de la Administración Pública Provincial y Municipal permanecerán cerradas. A Juan Bosco se lo recuerda por su vocación por ayudar a los niños pobres y también por pensar que las niñas debían ser acogidas en centros de estudios y recibir una formación igual que los niños.
Juan Bosco (1815-1888) es otro ejemplo de hombre dedicado a la enseñanza y la formación de los jóvenes, así como en la necesidad le que las niñas también tuvieran sus colegios de enseñanza.
Tuvo una niñez muy dura. Una vez ordenado sacerdote, empleó todas sus energías en la educación de los jóvenes. Sus grandes amores que fundamentan su espiritualidad: La Eucaristía, la Virgen María, la Iglesia, la fidelidad al Santo Padre, la juventud.
De joven trabajaba en el campo y por la noche estudiaba, comando todo ello con distintos trabajos que le proporcionaban ingresos para poder pagar sus estudios. En 1841 es ordenado cura, e convierte en Don Bosco.
Juan Bosco comprendió que su vocación era ayudar a los niños pobres, y empezó inmediatamente a enseñar el catecismo y a llevar a la iglesia a los chicos de su pueblo. Para ganárselos, acostumbraba ejecutar ante ellos toda clase de acrobacias, en las que llegó a ser muy ducho. Un domingo por la mañana, un acróbata ambulante dio una función pública y los niños no acudieron a la iglesia; Juan Bosco desafió al acróbata en su propio terreno, obtuvo el triunfo, y se dirigió victoriosamente con los chicos a la misa.
Su encuentro con un joven huérfano e impulsa a abrir un orfanato que se convertirá en la Casa Oratoria de San Francisco de Sales. Poco a poco sigue abriendo escuelas y talleres profesionales, hasta que en 1859 los Salesianos son conocidos por la Santa Sede como congregación religiosa al servicio de los jóvenes.
En 1875 los primeros misioneros parten hacia América del Sur y la obra de Don Bosco se va implantando por diversos lugares en el mundo. Con el mismo espíritu, Don Bosco piensa que las niñas también deben ser acogidas en centros de estudios y recibir una formación igual que los niños, hecho que le lleva a fundar una congregación religiosa femenina que llama Las Hijas de María Auxiliadora (salesianas).
Entre las oraciones más destacadas a este santo se presenta la siguiente intercesión que los jóvenes creyentes pueden realizarle: «Oh Padre y maestro de la juventud! San Juan Bosco, que tanto trabajasteis por la salvación de las almas, sed nuestra guía en buscar el bien de la nuestra salvación y la del prójimo, ayúdanos a vencer las pasiones y el respeto humano, enséñanos a amar a Jesús Sacramentado, a María Santísima Auxiliadora y al Papa, y obtenednos de Dios una santa muerte, para que podamos un día hallamos juntos en el Cielos. Así sea.»
La muerte de Juan Bosco fue muy sentida en ciudades como Turín, donde sonaron las campanas y algunas tiendas cenaron. Fue canonizado por Pío XI en 1939, y su festividad se celebra el 31 de enero.