YPF aumentó combustibles un 3%. Hubo largas colas en estaciones de Río Gallegos

 

 

La mayor petrolera del país, ahora con mayoría accionaria estatal, anunció el aumento del precio de sus combustibles en "el 3 por ciento promedio a nivel nacional". Hubo colas en varias estaciones de Río Gallegos  por falta de combustible.

 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

La petrolera YPF aumentó este viernes (19/10) el precio de sus combustibles en "el 3 por ciento promedio a nivel nacional", informó la compañía.

"El único objetivo de esta medida es acortar la brecha con la competencia, que en algunos productos y algunas localidades varía entre un 10 y un 18 por ciento", justificó la compañía en un comunicado, aunque no difundió precios de referencia.

La mayor petrolera del país, ahora con mayoría accionaria estatal, afirmó que "YPF sigue manteniendo los precios más bajos del mercado y, con su red de más de 1.500 estaciones de servicio, sigue siendo líder en el abastecimiento de naftas y gasoil, con una participación de casi el 58 por ciento".

En nuestra ciudad incluso hubo largas filas para abastecerse de combustible, debido a la escasez de  naftas.

El de hoy es el segundo incremento de precios para las naftas y el gasoil producidos por la compañía desde el inicio de la gestión estatal, ya que a principios de julio dichos combustibles registraron un aumento promedio de precios al público de 3,6%.

En los últimos años YPF vio aumentada su participación en el mercado, entre otros factores, por mantener precios más bajos que el de sus competidores, pero la nueva gestión que encabeza Miguel Galuccio adelantó que iba a ir reduciendo dicha diferencia, aunque con la intención de "seguir garantizando el precio más bajo a sus clientes".

Su carácter de petrolera "integrada", es decir con participación en toda la cadena de la industria, permite a YPF formular sus precios finales de modo diferente respecto de una "no integrada", como es el caso de Shell que ha quedado como la única con esta condición en el mercado argentino tras la venta de los activos de Esso a Pan American Energy, el año pasado.

No obstante, su muy alta participación en el mercado complica las cuentas de una compañía que, hoy por hoy, debe importar combustibles porque vende casi el doble de lo que produce localmente. (El Diario Nuevo Día).