Fue un buen año para Nuevo Día

Los integrantes de la Cooperativa decidimos solamente saludar en este año que comienza y  el que ya se fue.  Fue difícil, pero logramos crear algo que se instaló y que ahora deberemos afianzar.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Esto no es un balance. Tampoco una despedida. Sólo es un mero saludo y agradecimiento  que si bien parece trillado, es sincero y tiene como destino a nuestros lectores: los antiguos,  y los que incluso desde ayer se suman constantemente y confían en nuestro sitio web para informarse.

Pero no somos una página web más. No se trata de ser autoreferencial en estos momentos, pero  la realidad nos obliga. Nuevo Día es la primera  Cooperativa de Periodistas de la Patagonia.  Esta distinción   une dos palabras que parecen no tener nada que ver una con la otra: cooperativa y periodismo.  Es sencillo y muy difícil a la vez.  Conformar  una cooperativa  integra una ideología horizontal y grupal totalmente opuesta  a la vida en vida social actual. Se concreta  en una rama como lo es el  periodismo (tan discutido actualmente)  y en una provincia que guarda muy pocos antecedentes en cuanto a la separación de contenido con dependencia económica.

Tan difícil es,  que el anonimato de alguno de los integrantes de la cooperativa no es algo que hubiéramos elegido. Al contario, es necesario en un contexto de intereses políticos y económicos que existen en los medios de comunicación y de cual formamos parte.  Por eso,  no podemos despedir el año y dar la bienvenida al siguiente sin agradecer a muchos colegas que nos dieron una mano enorme,  porque al igual que nosotros,  creen que  hay luz dentro de tamaña oscuridad.  

Creemos que el periodismo es muy similar al cooperativismo. Sus bases  y esencia es la misma.

Informar  hoy sin ninguna dependencia es un lujo que pudimos darnos y que seguiremos disfrutando. Pero claro, no es fácil. No hay un retribución económica y si la hay es tan ínfima que no podría siquiera llamarse simbólica.

Estamos muy contentos, no podemos negarlos. De la nada hicimos algo. Ese algo se instaló. Ahora el camino será más difícil, porque no deberemos desviarnos ni caer- alguna vez  sin querer lo hicimos- en los vicios de esta profesión que para nosotros es la mejor del mundo.

El 2012 es el año Internacional de las Cooperativas. Así  que imagínense como estamos de felices.

Feliz Año y Muchas Gracias.