Canasta escolar: buscan bajar precios en indumentaria

Desde la Subsecretaría de Comercio, se están realizando las últimas gestiones en torno a la conformación de la canasta escolar para el inicio de clases.
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Mientras que en la Provincia de Santa Cruz hoy se trabaja en la determinación de los productos que formarán parte de la canasta en su sección útiles, se ha gestionado desde la Subsecretaría de Comercio, de manera coordinada con el Consejo Provincial de Educación y la Cámara de Comercio, Industria y Afines de Río Gallegos, la grilla de elementos que, aún sin establecerse los valores unitarios, conformarán la canasta en su segunda etapa, la de indumentaria.
En esta sección, la canasta contaría con precios accesibles para la adquisición de guardapolvos blancos y guardapolvos de jardín, joggins de gimnasia, buzos de gimnasia, remeras blancas mangas cortas, camperas de abrigo, medias deportivas y zapatillas, elementos que fueron establecidos como prioritarios por el Consejo Provincial de Educación, y que desde la Subsecretaría de Comercio se están gestionando en pos de confirmarlos como parte de la canasta a corto plazo. 
En el entendimiento de que el valor de estos elementos suele ser importante, la Subsecretaría de Comercio viene realizando diversas gestiones con la finalidad de que puedan estar a disposición de los padres de los alumnos santacruceños a un precio accesible, para así cubrir las necesidades fundamentales en lo que a indumentaria respecta para los chicos en el comienzo de las clases. 
Indumentaria 
Asimismo, desde la Subsecretaría de Comercio, se estableció como una prioridad el asegurar la presencia de indumentaria en la conformación final de la canasta escolar, para lo que además se trabaja arduamente en la certeza de que los productos que formen parte de dicha canasta, puedan ser adquiridos por los padres de forma unitaria, posibilitando así una compra determinada por quienes requieran de algunos elementos y no de todos los ofrecidos, entendiendo los casos donde las familias son del tipo numerosas, aminorando así el gasto final.