Congreso de ADOSAC decidió suspender las medidas de fuerza

Tal como lo había adelantado Nuevo Día, las bases del gremio optaron por suspender el paro con la idea de seguir negociando con el Gobierno provincial. La decisión se confirmó en el congreso provincial que se realizó en Caleta Olivia. Las clases se reanudarán recién el jueves, dado que mañana el gremio presentará sus argumentos al Juez Arenillas,  con el fin de que el paro no se declare ilegal. Se resolvió además “proseguir con diversas actividades en el marco de las medidas de fuerza que se iniciaron hace más de dos meses.
muoz55

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El conflicto docente tuvo hoy un vuelco hasta hace pocos días inesperado, con la decisión que tomó el gremio ADOSAC durante la tarde de hoy, en el congreso provincial realizado en Caleta Olivia.
Hasta allí llegaron representantes de las diferentes localidades de Santa Cruz para definir el futuro inmediato en cuanto al paro.
Tal como lo adelantó durante la noche de ayer Nuevo Día, las filiales de Río Gallegos y Caleta Olivia llegaron con el mandato de suspender las medidas de fuerza, al igual que las de la Cuenca Carbonífera.
Luego de largas horas de debate, las bases del gremio decidieron confirmar ese mandato y el conflicto ya no cuenta con el paro docente, pero promete continuar con negociaciones que ADOSAC exigirá al Gobierno provincial.

Sin embargo, las clases  no se retomarán mañana miércoles, sino recién el día jueves. Es que el gremio presentará mañana- fecha que vence el pazo- sus argumentos en contra de la demanda de ilegalidad del paro ante el Juez Enrique  Arenillas,  en base a la medida que interpuso semanas atrás el Fiscal de Estado, Carlos Ramos. 

ADOSAC y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) pedían el 50% de aumento y rechazaron propuestas del 20, el 23 y una última del 25% escalonado en tres pagos, que lleva a 4.700 pesos el sueldo de bolsillo del maestro de grado con dedicación simple y sin antigüedad.
El conflicto comenzó en febrero con el inicio de las clases y hubo 9 días de paro hasta el 15 de abril, cuando lanzaron otro por tiempo indeterminado que fue dispar por localidades, con más adhesión en el norte petrolero y en la cuenca carbonera del
sudoeste provincial.
La negativa a acatar la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo de Santa Cruz el 2 de mayo motivó luego acciones judiciales que culminaron con dos fallos en contra de la Adosac y la minoritaria AMET, en primera y segunda instancia.

El mandato de las delegaciones más combativas -que no puede ser cambiado en el congreso- es el de suspender el paro, por lo que desde el gobierno esperaban que las clases estén totalmente normalizadas en Santa Cruz. Solo falta decidir  el día de reinicio de las actividades de los docentes.

(El Diario Nuevo Día y Télam)