Cuando todos se acuerdan del "cruce por aguas argentinas"

Solo el viernes 4 mil personas salieron de vacaciones en 930 autos, una cifra no registrada antes en un solo día en los pasos fronterizos. El éxodo hizo colapsar el servicio de barcaza que funcionó con un solo Ferry provocando grandes demoras y una cola de autos de hasta 10 kilómetros. El tránsito comenzó a normalizarse en las últimas horas. Más de 16 mil personas ya salieron de la provincia. El sueño del cruce por 'aguas argentinas' fue el comentario de todos. El Ferry un súper negocio de los chilenos con sufrimiento de los fueguinos.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Imaginar salir de vacaciones sin padecer el maltrato chileno, ya se ha convertido en un anhelo popular, solo hay que seguir de cerca la Ley que hace poco se aprobó para que no duerma el sueño de los justos y se convierta en una realidad lo antes posible.

Cuando todo parecía sincronizado en la frontera argentina, aunque perduraban demoras en la de Chile, los fueguinos sufrieron inconvenientes en el cruce de la barcaza. El viernes la empresa prestadora lo hizo con una sola unidad, provocando la aglomeración de autos particulares y transportes de carga. Camioneros se quejaron por las demoras y reclamaron para que se les brinde prioridad. El sábado la frontera argentina no presentó mayores inconvenientes.

El éxodo vacacional tuvo su caos en el cruce por barcaza, a raíz de que la empresa prestadora del servicio lo hizo el viernes con una sola unidad y provocó una aglomeración importante de vehículos particulares y camiones de cargas. Ese día se vivieron momento de tensión, cuando camioneros protestaron porque no les permitían abordar para poder completar ese trayecto, ya que se le brindaba prioridad a los automóviles.

Las grandes colas de vehículos y camiones persistieron hasta el sábado y se pudo descomprimir luego que la empresa prestadora del servicio de barcaza dispusiera de tres unidades para hacer el traslado de vehículos.

Este año los vacacionistas volvieron a tener complicaciones para poder salir al continente.

Esta vez en los pasos fronterizos no hubo tantos problemas. El gran inconveniente fue el cruce por agua, una cuestión que se sospechaba podía ocurrir, al aceitarse un poco los mecanismos para hacer Migraciones y Aduanas, en el lado argentino; en San Sebastián.

En las fronteras, más allá de las esperas ocasionadas por la enorme cantidad de gente que salió desde el jueves hasta el sábado, los inconvenientes no fueron muchos. Ya el domingo, el éxodo mostró números menores, con lo cual se considera que la temporada «está superada».

Según estadísticas oficiales, suministradas desde la Dirección de Migraciones, entre el 19 y el 23 de diciembre, dejaron la isla 10.540 personas. El mayor cúmulo de gente fue el viernes 21, con 4200 pasos registrados. Anteriormente, el jueves 20 fueron 2.600 los vacacionistas que pasaron por San Sebastián.

Muchos de los que dejaron Tierra del Fuego, fueron operarios de las fábricas y se los podía identificar porque algunos portaban aún sus guardapolvos de trabajo, señal de que apenas terminaban de trabajar, se subían a sus vehículos para salir de vacaciones hacia algún lugar del norte del país. (Fuente Diario Tiempo Fueguino).-