Decomisaron 20 mil kilos de alimentos en mal estado. Había hasta cucarachas

El are de Bromatología municipal decomisó 20 mil kilos de productos cárneos de todo tipo, además, frutas y verduras que estaban contaminadas. Incluso encontraron hasta cucarachas. El negocio  esta ubicado en la calle Entre Ríos.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

En el transcurso de la última semana, al menos dos operativos realizados por personal del departamento Bromatología de la Municipalidad arrojaron un saldo sumamente positivo, en cuanto pudo decomisarse gran cantidad de alimentos en mal estado.

Mario Fernández, jefe de la dependencia comunal, explicó que las irregularidades con las que se encontraron se produjeron durante un operativo de rutina y que en el primero de ellos, realizado en un comercio importante, se encontró gran cantidad de mercadería en mal estado.

Según pudo averiguar Nuevo Día, el negocio esta ubicado en la calle Entre Ríos, e incluso encontraron hasta cucarachas en el comercio.

Detalló que hasta ahora “se van decomisando casi 20 mil kilos de productos cárneos de todo tipo, además, frutas y verduras que estaban contaminadas”.

Asimismo, explicó que “toda la mercadería se va a desnaturalizar en el Vaciadero, y además se han encontrado otras irregularidades. Así que son un conjunto de problemas los que han llevado, lamentablemente, a la clausura de los locales, que son una medida extrema y no es agradable tomar”.

El funcionario añadió que, en otra inspección de rutina realizada en un local de venta de carne, también encontraron mucha cantidad en pésimo estado y especificó que “toda esa mercadería intervenida se encuentra la espera de la resolución del Juzgado, que dadas las condiciones en las que se detectó, será decomisada”.

Si bien uno de los locales no se encuentra clausurado en su parte de atención al público, sí en cuanto a los equipos de frío, cámaras y freezer, donde se encontraron importantes irregularidades que podían ser perjudiciales.

Acerca de cómo es posible que tanta mercadería sea decomisada, Fernández sostuvo que “muchas veces, dada la situación económica, los comerciantes se ‘sobre stockean’ de mercadería, pero va pasando el tiempo y como no se vende, va quedando ahí, alterándose las condiciones de conservación. Eso genera después la descomposición. Y en nuestros controles, lo detectamos”.

En cuanto al procedimiento en estos casos, Fernández explicó: “Primero se realiza la inspección, después se informa al propietario o responsable del local de lo que se va a hacer. Asimismo, se evalúa el riesgo sanitario para la comunidad, que en ese sentido este equipo trabaja en defensa de la salud pública desde el primer día. Luego, de detectarse anormalidades, se labran las infracciones correspondientes y de acuerdo a las normativas se decomisa, se interviene o no, y después se desnaturaliza con vehículos oficiales en el Vaciadero Municipal con testigos por parte de la empresa que se afectada por la medida y luego queda en manos de la Justicia Municipal”.

Finalmente, de cara a un posible levantamiento de la sanción, Fernández explicó que “hay que esperar que la Justicia determine la finalización de la medida cautelar, hasta tanto, se trabaja dentro del local –locales- con personal de la empresa e inspectores de Bromatología. Luego se terminan de marcar las pautas de trabajo que va a tener que cumplir la empresa y al final el levantamiento de la medida cautelar lo dispone la Jueza Municipal de Faltas”, concluyó. (El Diario Nuevo Día).