Denunciaron al jefe de Policía por abuso de autoridad y abandono de persona

Se trata de dos agentes de policía de la Comisaría de Puerto Deseado que denunciaron a sus superiores y al Comisario General y Jefe de la policía de la Provincia Alejandro Martín por abuso de autoridad y abandono de persona. Es la segunda denuncia de este tipo que recibe Martín.
martin

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

José Almonacid quien se desempeña como agente, ya habiendo recurrido a los estrados judiciales y a varios médicos psiquiatras decidió en última instancia hablar con el diario Crónica de Comodoro por abusos de autoridad y por el abandono que hicieron los efectivos policiales a su esposa Gisela Rodríguez.
En este contexto comentó: "Mi esposa prestaba servicios en la alcaidía de Puerto Deseado y por el estrés y el abuso de autoridad de un compañero de ella que la golpeó, cayó en un pozo depresivo del que no salió, todo eso desencadenó en otro problema mayor, ahora ella cree tener 13 años cuando en realidad tiene 24 años" y relató "nosotros tenemos dos hijos, uno de cuatro años y una nena de dos años, no reconoce a ninguno de los hijos, ahora mis hijos tienen que estar con mi suegra porque ella manifiesta no conocerlos, esto consta en los certificados médicos" aseguró.
En este sentido y luego de una situación desesperante, Almonacid comentó "estos abusos de autoridad en la policía por parte del Comisario Inspector Carlos Ayuso los vengo denunciando desde hace rato, pero las denuncias quedan en el Juzgado y nadie hace nada" explicó.
Almonacid asegura desempeñar sus tareas en un destacamento policial a 20 kilómetros de la ciudad, del cual la policía tienen que encargarse del alimento y no es así, "no nos mandan comida, nosotros tenemos que comprarnos la comida, si viene un oficial o el comisario y no nos ve ahí porque fuimos al baño y te sancionan" comentó.
Luego de varias denuncias Almonacid en días pasados mantuvo una reunión con el Intendente de Puerto Deseado Luis Ampuero "en medio de la reunión que tuvimos con el intendente por esta situación, vimos que el móvil comenzó a pasar varias veces por mi casa y realmente tengo miedo de lo que nos pueda pasar. Son contadas las personas que quieran denunciar y que fueron a la reunión con el Intendente" siguió relatando Almonacid.
Según indicó el agente policial, en momentos en que se encontraba reunido con Ampuero recibió un llamado de un oficial, el Comisario Hassan, quien próximamente será el Jefe de la Unidad Regional Zona Norte.
"Hassan se reunió con el intendente luego de la reunión, y yo recibí un llamado de un oficial quien manifestó por parte de Hassan para acercarme hasta Caleta con el gabinete de policía para que mi señora fuera atendida hoy y ser evaluada con los profesionales" explicó.
Al llegar a esta ciudad, todos los efectivos le comentaron que no estaban notificados de la reunión con el gabinete "me informaron en la comisaria que me estaban esperando en la guardia del Hospital pero nadie sabía nada, mi esposa está mal, no conoce a nadie, cree que tiene 13 años. Es hasta el día de hoy que no tengo solución de nada, tengo que volver a Deseado sin tener ninguna solución" expresó finalmente.

Denuncia al Comisario Martin
Acompañando a Almonacid, el ex agente Darío De Velazco comentó que hace una semana recibió la cesantía firmada por el Comisario de la Provincia de Santa Cruz Martin.
"Tenemos que apoyarnos entre todos, yo recibí la cesantía porque el Comisario General Martín la solicitó ante el poder Ejecutivo, por un sumario que yo tenía antes del acuartelamiento ocurrido hace un año" relató.
De Velazco fue uno de los policías, que hace un año durante el acuartelamiento fue retirado de la reunión que mantuvo Martín en la localidad de Pico Truncado.
"Tengo un sumario de supuestas amenazas que no están comprobadas, ni siquiera me llamaron a declarar del Juzgado" declaró.
Según indicó a Crónica, el Comisario General lo dejó cesante por los inconvenientes ocurridos durante el acuartelamiento "yo tengo familia, tengo que pagar un alquiler y ahora no se qué hacer; aparentemente se quedó enojado conmigo y pidió mi cesantía" aseguró y amenazó con quedarse en el municipio de Deseado hasta tanto no tenga una solución.
De igual modo aseguró que hace mas de una semana quedo cesante de la policía y no le retiraron el arma reglamentaría "todavía me dejaron el arma y ellos no saben qué puedo hacer, puedo matar en un momento de locura a uno de ellos o quitarme la vida" relató finalmente. (fuente: diario Crónica)