Una deuda de la democracia

Más de mil personas de Río Gallegos recibieron hoy la carta abierta para solicitar la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Sucedió en la intervención callejera y multidisciplinaria organizada por el Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) junto a Liliana Díaz, Silvana Torres, Lorena Pérez, el colectivo ludicultural MALUC y el grupo de percusión La Tarambana. 
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
El 8 de marzo reúne a las mujeres para luchar por mejores condiciones de vida y por la defensa de nuestros derechos. El Día Internacional de la Mujer es una efeméride de acción mundial por la autonomía y libertad de las mujeres. 
Al respecto, la referente del Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá), Lucrecia Vivanco, explicó: “desde Mumalá luchamos por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo y en esta ocasión decidimos visibilizar esta gran deuda que la democracia tiene con las mujeres en nuestro país: la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, porque no podemos pensar en un país inclusivo si aún cada dos días una mujer muere víctima de un aborto clandestino”.
Atriles, bastidores, tambores. Pinceles, banderas, colores. Voces, manos, palabras. Una diversidad de propuestas se reunieron hoy para desarrollar esta actividad callejera y multidisciplinaria, denominada “Camino hacia la legalización”. Reconocidas artistas de nuestra localidad expresaron su apoyo y adhesión al proyecto de legalización de la IVE que en diciembre del año pasado fue tratado en una comisión de la Cámara de Diputadxs de la Nación.
En la vereda de la Av. Kirchner entre Fagnano y Av. San Martín se congregaron las artistas plásticas Silvana Torres y Liliana Díaz, la cantante Lorena Pérez, el grupo de percusión La Tarambana y el colectivo ludicultural MALUC, junto al Movimiento Mumalá, para apoyar el proyecto de ley por la IVE que pretende otorgar el derecho a las mujeres de interrumpir su embarazo de manera voluntaria hasta las 12 semanas de gestación.
Más de mil personas recibieron la carta abierta de Mumalá para solicitar la legalización de la IVE que tiene como destinataria a la ciudadanía y lxs diputadxs nacionales. Además, un centenar de niños, niñas, mujeres y varones pasaron por el “Camino hacia la legalización” y participaron de los juegos, compartieron la música y expresaron su arte por la legalización con la consigna de Mumalá. 
Desde el Movimiento Ludicultural MALUC expresaron su identificación con la lucha y compromiso que desarrolla Mumalá. “Creemos que es tiempo de que las mujeres y sus derechos sean motivo de la lucha de toda una sociedad, que mire a cada víctima de trata de personas, violencia de género, aborto clandestino, discriminación laboral como motivos de lucha” explicó una de las integrantes. 
Para MALUC, estos objetivos “deben verse reflejados en nuestras manos, miradas, abrazos, palabras, pasos, construyendo y siendo juntxs”. La propuesta de este colectivo fue invitar a las personas a involucrarse jugando, con alegría y compromiso por el otro o la otra, y sin dejar de reflexionar sobre “cuáles son las reglas del juego hoy, quién decide jugar y cómo, si somos parte de este juego o no” puntualizó la integrante.
Por su parte, la artista plástica Silvana Torres contó: “quisimos invitar a la gente a que pintando pueda expresar su apoyo a la ley”. Las personas pudieron acercarse y con distintos colores pintaron sus manos en una placa “para afirmar su voluntad de apoyar el evento y esta ley que nos va a hacer un poquito más libres y responsables de nuestro cuerpo” explicó Torres.
“Hoy vas a descubrir que el mundo es todo para ti, que nadie puede hacerte daño” cantaba Lorena Pérez en apoyo el derecho a decidir sobre el propio cuerpo. Por su parte, Doriana Villarroel, integrante del grupo de percusión La Tarambana, explicó que la técnica que utilizaron en su actuación es una técnica de improvisación mediante señas. “A partir de lo que vaya surgiendo en el momento vamos haciendo distintos ritmos, puede salir cumbia, reggae, rock o salsa” detalló Villarroel y agregó: “No es la primera vez que salimos a tocar a la calle pero lo bueno es que a la gente le llama la atención porque es un lenguaje universal y a partir de eso la gente se puede juntar y reunir en el pensamiento”.
La legalización de la IVE implica garantizar la salud pública de todas las mujeres. El aborto clandestino es la principal causa de mortalidad de mujeres en gestación. La gran mayoría de estas muertes son de las mujeres más pobres y más jóvenes. 
Por esa misma razón, “esta ley es causa de justicia social porque todas abortamos pero las mujeres de mayor poder adquisitivo pueden garantizar su seguridad mientras que las de menores recursos realizan esta práctica en las peores condiciones de salubridad. Si la interrupción voluntaria del embarazo fuese legal, segura y gratuita estas muertes se evitarían” señaló Vivanco.
Otras actividades
El miércoles pasado, el Movimiento Mumalá, junto a artistxs que expresaron su apoyo a la legalización de la IVE, realizaron una intervención urbana de arte de protesta. Esta expresión expone a lxs artistas con el compromiso por una causa. En esta ocasión, la consigna “Aborto Clandestino Nunca más” fue protagonista en las paredes del Hospital como aquel lugar ícono de la salud pública.