El emporio de empresas que controlan los hijos de Lázaro Báez

 

Los herederos del empresario K lideran compañías de sectores como la construcción, la venta y compra de autos importados, la actividad petrolera, las productoras de televisión o hasta un club de fútbol.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Tienen entre 22 y 33 años, son gerentes, presidentes y socios de más de una docena de empresas de su padre. Cultivan el perfil bajo y, pese a no haber finalizado ningún estudio universitario, tienen un promisorio presente de empresarios. Son los hijos de Lázaro Antonio Báez quien, anoche, en el programa Periodismo para todos (PPT) de Jorge Lanata , quedó involucrado en una investigación en la que detalla que habría realizado maniobras financieras para sacar sumas millonarias del país con destino a paraísos fiscales.

Los rubros a los que se dedican son diversos: la construcción, la venta y compra de autos importados, la actividad petrolera, las productoras de televisión, los negocios inmobiliarios, un club de fútbol y hasta la reparación de cubiertas. Se trata de una docena, sólo por mencionar algunos, los negocios más visibles. Báez decidió heredarle a sus hijos algo más que su apellido, por eso desde chicos, ya los sumó a las empresas que el creó hace sólo una década.

Leandro Antonio, 22 años, el más chico

Leandro Antonio, tiene 22 y es el más chico de los cuatro hijos entre Báez y Norma Calismonte. Cuando aún estaba en la escuela primaria, en el año 2003, su padre fundó Austral Construcciones SA, la empresa nodriza que creció bajo el amparo y beneficio de la obra pública durante el kirchnerismo y a partir de allí se desplegaron las demás. Hoy Leandro ya tiene cargo de responsabilidad en las empresas de su padre. Desde el 30 de marzo del año pasado, según fue publicado en el Boletín Oficial nacional, es director titular y presidente suplente en la empresa de su padre Austral Construcciones.

Pero no es el único cargo que el menor de los hijos de Báez ocupa en las empresas: el pasado 27 de marzo fue nombrado accionista gerente junto a su hermano Martín en Loscalzo y Del Curto Construcciones SRL. El año pasado Leandro Báez fue noticia cuando una madrugada chocó en su poderosa camioneta contra el local de la firma Lucaioli y luego en la huida embistió dos autos, hasta que fue detenido por la policía después de ocasionar daños en un tercer vehículo. Del impacto no solo rompió los grandes ventanales sino también buena cantidad de la mercadería que se encontraba en exposición. Fuentes policiales confirmaron entonces que el test de alcoholemia dio positivo y la familia Baéz se hizo cargo de los gastos.

Martín Antonio, de 32 años, presidente del Club Boca Río Gallegos

Martín Antonio, tiene 32 años, es alto, delgado, luce barba candado y mirada esquiva. Entre sus hobbies se encuentra el fútbol, levantar pesas y le encontró la vuelta para hacerlo como en casa: es el presidente del Club Boca Río Gallegos cuyo moderno edificio fue inaugurado hace dos años en un acto multitudinario que contó con la presidenta Cristina Kirchner y Julio Grondona, presidente de la AFA. En la sede de es histórico club, en 1984 se fundó la rama femenina del PJ, según recordó Cristina en la inauguración.

El coqueto y moderno edificio fue financiado en su totalidad por los Baéz, durante el discurso, un tanto titubeante, Martín, aseguró: "Esta es una de las tantas formas en que nuestra familia demuestra agradecimiento, por lo que ha devuelto al medio al que le brinda trabajo, solidaridad y lealtad". El club cuenta con cancha de básquet, micro cine, salón de fiestas, y gimnasio entre los espacios más destacados. El fútbol está en la familia desde siempre, Lázaro llegó aquí hace casi cuatro décadas a jugar al fútbol y fue empleado por el banco Santa Cruz para costear sus gastos.

Martín Antonio es quien tiene mayor protagonismo en las empresa: es director suplente en Austral Construcciones SA, presidente de la constructora Loscalzo y del Curto Construcciones SRL, Director de otra constructora Kank y Costilla SA, socio junto a su padre en Valle Hermoso SRL. En el rubro automotor creo y es director de la firma HYU KAR SA con sede en Comodoro Rivadavia dedicada a la compra, venta e importación de autos de alta gama. En la actividad petrolera es director suplente de las firmas EPSUR SA y Misahar, con esta última administran algunas áreas petroleras.

El Club Boca Río Gallegos cuenta con cancha de básquet, micro cine, salón de fiestas, y gimnasio entre los espacios más destacados

Dese hace pocos días, Martín es socio en partes iguales junto a su padre en Alucom Austral SRL, una empresa creada en 2003 el otrora contador y hombre fuerte de Báez, Fernando Javier Butti y su esposa. Desde allí se administraba entre otros negocios el grupo de medios de Báez representados en el diario Prensa Libre, la FM Magna y Magna Media una suerte de servicio de consultoría de medios para empresas: técnicamente grababan todos los programas de radio y tv de la ciudad.

El año pasado Martín y su padre hicieron circular las declaraciones juradas a través de la cual realizaban una donación a futuro. En una de las actas, los Báez reconocen que, a través de la empresa Austral Agro SA, son los propietarios de las estancias La Julia y Relincho. En otra acta admiten que, a través de Austral Construcciones, adquirieron las estancias Cruz Aike, Rincón, Río Bote y Campamento. Ambas declaraciones llevan el sello del Colegio de Escribanos de Santa Cruz y la firma de Leandro Albornoz, escribano de cabecera de Báez y de la familia Kirchner.

En el texto se asegura que si con motivo de la construcción de las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa (ahora renombradas Presidente Néstor Kirchner y gobernador Jorge Cepernic) las estancias "se vieran afectadas parcialmente por dichas obras y fueran motivo de expropiación por parte del Estado provincial, la totalidad de las sumas a percibir por tal concepto" serán donadas para promover las escuelas rurales de la provincia. Hoy Báez compite por intentar quedarse con la construcción de las represas.

Luciana Sabrina, 33 años, la mayor

Luciana Sabrina, es la mayor tiene 33 años y si bien no tiene tanta participación en las empresas, tiene firma autorizada en el banco para operar por Austral Construcciones. Ella se ha diversificado. Desde el 2006 es la socia mayoritaria en la empresa Servicios Integral Alem, en el rubro neumáticos y son representantes de Fate en la ciudad.

Hace menos de un año, junto a tres socios Luciana Báez y con un capital de $300.000 creó Grupo4, una sociedad anónima que tiene por objeto emitir programas televisivos, comercializar publicidad, la edición e impresión de periódicos y/o revistas, producción y servicios empresariales entre otros servicios vinculados a los medios de comunicación.

La mayoría de las empresas de los Baez mencionadas en este informe también están habilitadas para operar en el extranjero. Un dato curioso: los varones repiten el segundo nombre del padre. Fuente Mariela Arias -LA NACION