Faltan productos de primera necesidad y hay alzas de precios

En las góndolas del Supermercados La Anónima de esta ciudad se observa claramente la falta de productos esenciales como yerba, aceite y azúcar,  como así también constantes aumentos de precios. 
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Nuevo Día realizó una recorrida por las sucursales de Supermercados La Anónima quien monopoliza la venta  en nuestra ciudad. Se puede constatar a simple vista y  desde hace varios días  el faltante de productos de primera necesidad como la yerba, aceite, azúcar, harina y arroz, lo cual a su vez está acompañado por constantes subas de sus precios.
En este contexto, se observa como en muchas sucursales del mencionado supermercado la venta de estos productos  está siendo restringida, ya que por persona sólo se puede llevar como máximo dos artículos, o bien, en algunos comercios se opta por vender envases de aceite junto con otro artículo, como por ejemplo fideos, sin que el cliente tenga la opción de comprar sólo el aceite. 
Es difícil entender cómo en nuestro país, que es el principal productor y exportador de alimentos, existan inconvenientes en el abastecimiento, razón por la cual los consumidores riogalleguenses al ver que no sólo escasea sino que se van encareciendo los productos juzgan como especulación comercial, lo que está haciendo mermar el  volumen de ventas en todas las bocas del  mencionado  supermercado.
Un litro de leche sobrepasa los siete pesos. Lo mismo que un kilo de azúcar y  ni que hablar del aceite que durante el dia de hoy (domingo) se vendía a ocho pesos con sesenta centavos un envase de 900 centímetros cúbicos.(Y de segunda  marca). Además ya faltaba en la sucursal del Barrio Belgrano productos frescos (huevos).
Estas subas generalizadas sumadas a los serios inconvenientes en la reposición están provocando que la gente sea más selectiva y disminuya el importe de sus compras.
Si bien es cierto que la inflación en nuestro país está castigando el poder adquisitivo de la población, algunos comerciantes explicaron que el faltante de alimentos en las góndolas y su consecuente venta racionada responde en parte a la quita de subsidios de producción por parte de Nación, y otra parte a la especulación empresarial.(El Diario Nuevo Día)