Un gremio "opositor" y "desestabilizador" que hasta ahora tuvo la mejor oferta salarial

El gremio que hace solo un año y medio seguía siendo tildado de “opositor” y “desestabilizador” por parte del gobierno provincial, fue el único que tuvo la mejor oferta y quien acordó  primero que todos-por ahora- una mejora salarial luego de dos años sin aumento salarial en Santa Cruz.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

ADOSAC aceptó “tomar a cuenta” 25%  de suba al salario básico, luego de que en una  primera instancia el gobierno ofreciera sumas en negro.

Pero el reclamo docente comenzó con el inicio de clases y acortó el margen y obligó al gobierno sentarse lo antes posible, a pesar de obtener la mitad del porcentaje exigido.

En la vereda de enfrente quedaron los sindicatos de la administración pública central, quienes hasta ayer,  recibieron una oferta que consistió en aproximadamente 1.200 pesos a un código en particular de sus haberes, pero no al básico. Si bien la confección  del recibo de los trabajadores es diferente,  es importante remarcar que si el aumento impactará en el básico, debería a su vez alterar otros ítems que lo componen. No es este caso.

En concreto, con la oferta del gobierno, un empelado categoría 10 contaría con una suba del 38%, pero repetimos, no al básico, sino de bolsillo.

La contradicción entre lo que se dice y se hace es tan evidente, que remarcarla debería poner colorado al Ejecutivo, el mismo que desde fines del año pasado y durante este 2.013 remarcó por medio de ministros todas las veces que pudo, que la mejora salarial debería ser mayor hacia los sectores de la ex Ley 591.

Hasta haces días, el gobernador volvió a mencionar por enésima vez la importancia de que la Cámara de Diputados apruebe sus proyectos de recaudación para mejorar las finanzas de la provincia. Si bien es cierto que los legisladores no tienen la intención de toca a la minería, uno de los proyectos que sumarian más dinero a las arcas, también es verdadero que Peralta jugará con su manifiesto hasta que sea necesario.

En el medio, están los sindicatos municipales que dependen de esta oferta, que será aplicada luego por los municipios.

Esta vez,  y a diferencia de conflicto anteriores, el sindicato que inició primero la protesta, fue quien logró acordar primero. Ser “desestabilizador” y “opositor”, tiene sus beneficios. (El Diario Nuevo Día).