Hace 50 días se usurparon terrenos en el Barrio Los Lolos, pero la justicia aún no definió la causa

 

El predio ocupado ilegalmente cumple 50 días de usurpación. La causa no avanzo debido a las medidas de fuerza del gremio judicial. La municipalidad pedirá al Juez que dicte sentencia, y para  su resolución, habrá que esperas 10 días hábiles.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Mañana sábado se cumplen 50 días desde que comenzaron las primeras usurpaciones en el Barrio Néstor Kirchher, o como se  denomina popularmente “Los Lolos”, precisamente en las chacras 19 y 20. Durante la semana que termina los medios gráficos informaron en que tramo judicial se encuentra la causa,  iniciada por medio de una denuncia  en la Justicia Civil, a cargo del Dr. Enrique Arenillas,  por parte del la municipalidad de Río Gallegos, a través de su representante legal,  Dr. Martín Medvedoff.

Es importante recordar en qué instancia se encuentra  en el ámbito civil. (La primera presentación fue en el  Juzgado Penal a cargo  de la Dra. Quintana).

El abogado de la comuna presentó semanas atrás un "interdicto de recobrar", el cual estipulaba una pronta respuesta al pedido de desalojo. El Juez Arenillas resolvió primero, efectuar un censo para conocer cuantas personas y qué condiciones se encuentran ocupando terrenos ilegalmente, pero también notificarlos. Una vez que esto sucediera  deberían pasar cinco días   hábiles para que el magistrado tome la resolución.

Los paros en el gremio judicial, que datan desde hace cuatro semanas casi consecutivas, retrasaron estos trámites, por lo cual, según publicó TiempoSur en su edición del viernes, la comuna solicitó aparentemente que se expida y dicte sentencia.

Sin embargo, según pudo averiguar Nuevo Día, el pedio  aun no recayó en el juzgado, pero si se interpone el lunes, el Dr. Arenillas deberá responder dentro de los 10 días hábiles.

En tanto, no todas las personas fueron notificadas de forma correcta. Esto no es un impedimento para la sentencia.

Mientras tanto hace una semana tras publicamos el avance en la construcción de viviendas, que ya se asemeja a un barrio. (El Diario Nuevo Día).