Hidalgo repudió el escrache y se solidarizó con el profesor Borselli

El presidente del Honorable Concejo Deliberante, concejal  José Amador Hidalgo expresó su enérgico repudio al escrache del que fue víctima en su domicilio particular el presidente del Consejo Provincial de Educación (CPE), prof. Roberto Borselli, en la noche de ayer por parte de un grupo de docentes.
"HIDALGO"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Hidalgo expresó su solidaridad con el titular del CPE ante lo que consideró un “hecho absolutamente repudiable y que no ayuda en nada a encontrar la solución  a un conflicto gremial que ya lleva casi un mes, en el transcurso del cual la sociedad se ha vista conmovida por situaciones lamentables”.
“Así como rechazamos y repudiamos los hechos de violencia ocurridos en 28 de Noviembre y pedimos la intervención de la justicia, ahora rechazamos este episodio lamentable porque esa metodología es una expresión de violencia que sólo profundiza la tensión social y enturbia la legitimidad  que pudiera tener el reclamo gremial” agregó.
“No comparto bajo ningún punto de vista el escrache que llevaron adelante este grupo de docentes hacia la persona y el domicilio particular del profesor Borselli, porque no se puede avalar ninguna manifestación de violencia y menos que las acciones gremiales excedan los ámbitos de discusión sindical para trasladarse a acciones que afecten lo personal o familiar  de quienes tienen responsabilidad en la función pública” indicó.
Hidalgo agregó: “expreso mi solidaridad para con el profesor Borselli y pido a la dirigencia que realice los esfuerzos que sean necesarios para encausar el reclamo por la vía del diálogo y en la convicción que la paz social es un valor fundamental al que no debemos renunciar, pese a las diferencias políticas o ideológicas que cada uno pueda tener”.
“La violencia nunca trajo soluciones y lo hemos aprendido con dolor en la historia reciente de nuestro país. Por eso creo que nuestra sociedad espera que los dirigentes actúen con responsabilidad y tengan una mirada más amplia que trascienda el reclamo sectorial para comprender  que la convivencia democrática es la expresión más clara de la madurez política”.