El hospital de Río Gallegos, camino a convertirse en un mediocre hospital de urgencias

 

APROSA (Asociación de Profesionales de la Salud) de Santa Cruz, emitió un durísimo documento en el que exponen el estado del Hospital Regional de Río Gallegos. Y las situaciones que se generan a raíz de la falta de profesionales.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

EL HRRG, considerado nivel ocho en otro tiempo, se ha convertido en un mediocre y atestado hospital de urgencias. Esta institución que en otros tiempos fue ejemplo en la Patagonia, hoy sólo puede y de manera deficitaria, dar soluciones a los pacientes que en condiciones críticas, llegan hasta sus puertas.

La falta de especialistas, de insumos y del mantenimiento de la aparatología son algunas de las causas de que esto esté sucediendo. Por estos tiempos no existen consultorios de cirugía y son muy escasos los turnos que se pueden encontrar en clínica y pediatría, ni hablar de especialidades como neurología infantil, gastroenterología, endocrinología, entre otros, los cuales son inexistentes. Colas de pacientes que bregan por conseguir un turno a las tres de la mañana son testigo fiel de esta citación.

El hecho de que solo queden dos anestesistas cumpliendo funciones, habla de un fracaso rotundo del convenio con la asociación llevada a cabo por el Ministerio de Salud, por lo que sólo se realizan cirugías de urgencia, es decir, que patologías que deberían ser solucionadas de manera programada son irremediablemente abordadas cuando se agravan, lo que aumenta la posibilidad de complicaciones durante el procedimiento y por supuesto vuelven ominoso el pronóstico de los pacientes.

La falta de mantenimiento de la aparatología, por falta de gestión de recursos económicos para efectuarlo, también obliga a que sólo se realicen prácticas de emergencia, sobra de ejemplo, que no se estén realizando placas radiográficas programadas ya que desde hace un tiempo se encuentra averiado el equipo principal, utilizándose un equipo auxiliar, derivándose a clínicas privadas, con el gran costo económico para nuestro nosocomio.

Por otro lado el hospital no cuenta con jefe de ginecología, jefe de cirugía, jefe de diagnóstico por imágenes, jefe de hemoterapia, jefe de guardia, jefe de terapia intensiva. En general, los alejamientos de estos cargos , en su mayoría de las áreas médicas y de diagnóstico y tratamiento, es por el abuso de autoridad y decisiones contradictorias , que desde un tiempo se ejerce desde la dirección, sin respetar la autonomía y las decisiones que toman los profesionales que se arriesgan a tomar un cargo en estos tormentosos tiempos.

Pero lo peor de todo es que pareciera que se realizan todos los esfuerzos para generar malestar entre los profesionales, minimizando los problemas y alentándolos en muchos casos a dedicarse a la actividad privada. Un ejemplo es, que en estos momentos se tramitan pedidos de pases a dedicación part time, que de no concretarse, lamentablemente devendrán irremediablemente, en renuncias por parte de nuestros compañeros acrecentando las carencias de profesionales en nuestro hospital

La realidad habla por sí sola…

Invitamos a todos para que pensemos en la Salud Pública que queremos y no nos entretengamos en discursos vacíos que dicen poco de la realidad …hoy, nuestro nosocomio es sólo es un HOSPITAL DE URGENCIAS….