Plenario de los grupos de apoyo a las reservas naturales de la ciudad

 

El sábado, en el Centro de Interpretación “Estuario del río Gallegos” se realizó el plenario del Sistema de Reservas Naturales Urbanas, que reunió a los grupos de amigos de las reservas, a integrantes de la Asociación Ambiente Sur y la Autoridad de aplicación. 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El trabajo forma parte del proyecto de “Manejo participativo del  S.R.N.U. (Sistema de Reservas Naturales Urbanas)”, un proyecto que impulsa la Asociación Ambiente Sur y que cuenta con el apoyo del programa Vida Silvestre Sin Fronteras del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

Germán Montero, miembro de Ambiente Sur y coordinador del proyecto, luego de la puesta en común de las propuestas de los grupos de amigos de las reservas, se manifestó “muy contento con la jornada que vivimos, con buena participación y diversa, que es lo que buscamos; vemos que hay muchos interesados y surgen ideas nuevas y demandas nuevas, sobre todo la necesidad de involucrar a más gente. Esto no termina acá sino que es un corte a mitad del año con todo lo que se ha  hecho, que es mucho, y nos da pie para seguir trabajando en la segunda parte del año”.

Sobre las primeras conclusiones del encuentro, que se replicará en diciembre para una evaluación final del trabajo anual, Montero señaló: “las premisas que me quedan hoy, recién terminado el plenario, es que hay mucho por difundir y divulgar de todo lo que hemos aprendido, sumar más vecinos y fortalecer los grupos. En general, me queda una gran satisfacción porque el proyecto, lentamente y con muchos desafíos, nos va acercando al manejo participativo del sistema de reservas, que es el objetivo. Aquellos que vienen participando desde un comienzo notan esos avances, lo demuestra el hecho de que sigan acompañando y que aparezcan nuevos actores, provenientes de distintas actividades”.

Entre las pautas establecidas para la segunda parte del año, indicó que “se definieron actividades concretas con cada uno de los grupos. Por parte del proyecto en sí, tenemos varios desafíos, como la creación de un cuerpo de agentes de conservación comunitario, para integrarlos a las recorridas y relevamientos en todas las áreas y en la costa; implementar el Ente de manejo participativo, que es un instrumento legal que podemos aprovechar para la participación, y varias actividades de sensibilización. Hoy terminamos de definir el logo y un slogan del Sistema de RNU, que se va a reproducir en spots, campañas de difusión y otros materiales”.

Durante el encuentro, Montero hizo una presentación de los avances del Proyecto en cuanto a tres ejes: conformación de los grupos de apoyo y amigos de las reservas; comunicación y acciones de mercadotecnia social y acciones preventivas de control, limpieza, recorrida de los sitios y capacitaciones sobre manejo responsable de los residuos, entre otras.

El Coordinador informó además sobre la vigencia del Decreto Nº 5244, que reglamenta el artículo 10º de la ordenanza N°6762, que creó el sistema de reservas de nuestra ciudad. El Decreto crea el “Ente de manejo participativo del Sistema de Reservas Naturales Urbanas”, el que estará formado por un grupo promotor, que integrarán la autoridad de aplicación de la ordenanza y la Asociación Ambiente Sur; un consejo consultivo con representantes de instituciones y organizaciones científicas, como la UNPA-UARG y la Fundación Patagonia Natural, y un Consorcio, con representantes de los grupos de apoyo de las reservas que integran el Sistema.

Posteriormente, la profesora Silvia Ferrari, docente e investigadora de la UNPA-UARG y miembro de Ambiente Sur, realizó una charla aclarando conceptos como el de reserva natural urbana, planes de manejo y sobre la importancia social y para la conservación de que existan áreas naturales protegidas en la ciudad.

Carlos Albrieu, Vicepresidente de Ambiente Sur y docente investigador de la U.A.R.G., hizo un interesante desarrollo sobre las aves playeras migratorias que llegan al estuario del río Gallegos y enfatizó la importancia de acciones de conservación local, que coordinadas a nivel continental, son las únicas –aseguró- que pueden garantizar  el éxito en la conservación de estos “incansables viajeros”, en referencia a las aves migratorias.

Sebastián Alvarado, de la Agencia Ambiental Municipal, hizo un recorrido sobre el origen de las aves y las características de algunas de las especies que se encuentran en el sistema de reservas.

Al cierre de esta primera parte del encuentro, se presentó una intervención teatral con un fragmento de la obra “A Manolo Lagunas se le volaron los patos, las reservas nos necesitan”, que dirige la profesora Silvina Vilanova.

El Plenario

Antes de la puesta en común, cada uno de los grupos de amigos de las reservas laguna Los Patos, laguna La Gorda, Reserva Costera Urbana, Predio ex – Startel y laguna Ortiz, se reunieron por separado para realizar una evaluación del trabajo grupal y realizar una propuesta de acciones para lo que resta del año.

En la puesta en común del plenario, se manifestó la necesidad de continuar con las tareas de sensibilización a los vecinos, trabajando con las instituciones de cada zona, cenines, gimnasios y colegios, a fin de involucrar a una mayor cantidad de personas en el trabajo por la conservación de estos sitios, a la vez que continuar con reuniones periódicas, en su mayoría bimestrales; se propuso realizar campañas de limpieza, charlas de educación ambiental y presentación de la obra de teatro ambiental “A Manolo Lagunas se le volaron los patos – Las reservas nos necesitan”; tomar medidas para el control de los perros, colocación de cartelería, etc.

Varios grupos coincidieron en la necesidad de realizar pequeñas obras de infraestructura para garantizar el cuidado de las lagunas, su fauna y flora, así como una sistematización de la limpieza por parte del área de saneamiento ambiental municipal. En este sentido, se les informó a los vecinos que estos pedidos puntuales ya fueron elevados a las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas y Urbanismo del municipio, cuyas autoridades se comprometieron a llevarlas adelante.

Vecinos comprometidos con la conservación

Liliana Capurro pertenece al Grupo de Amigos de la  reserva natural urbana laguna Ortiz. Ella realizó una “evaluación muy positiva” respecto al trabajo en la reserva, “porque hace un par de años que empezamos con este grupo y de a poco, hemos sumado vecinos. El desafío es seguir sumando voluntades para poder aportar a la preservación de las reservas, en este caso de la laguna Ortiz, que es un lugar tan importante y tan bello de la ciudad. Las prioridades ahora son: la sistematización de la limpieza, por parte de los vecinos y por parte de saneamiento del municipio; pero también para poder compartir el área de recreación, necesitamos tener en condiciones, con riego, la parte forestada; poner lugares de protección para que no ingresen los coches en los senderos que son para caminar o para las bicicletas, porque la falta de protección hace que durante la noche, se utilice en forma inadecuada; la cartelería y la posibilidad de charlas informativas sobre las aves de la reservas y los cuidados, que son importantes para el vecino porque informan, educan, reproducen y tienden a incentivarlo para el cuidado del lugar”.

Héctor Alderete, miembro de la Asociación de Ciclistas Kosten Aike,  puntualizó que “la actividad de cicloturismo, sus principios filosóficos, están vinculados desde el principio con el medio ambiente y la conservación de los espacios y eso naturalmente nos llevó a participar activamente en todo lo que podamos”. Respecto a la participación ciudadana en la conservación y cuidado de las áreas protegidas, opinó que “si bien tendría que ser mucho más, vemos que se van sumando personas e interiorizando sobre la importancia que tienen estas actividades y propuestas en su vivencia diaria. Hay muchos vecinos que participan activamente y observamos que día a día incrementan su interés por informarse y esto me hace pensar que en poco tiempo vamos a tener una comunidad muy comprometida con la conservación del ambiente”. Alderete recordó que “al principio, dentro de la asociación, éramos pocos a los que nos interesaban las actividades de este tipo, pero ahora son la gran mayoría, no solo en la participación en actividades sino en la interiorización de la problemática. Están ávidos de esa información y están expectantes con los cambios que pudiese haber, porque la información es abundante y en nuestras reuniones siempre abordamos estos temas. El trabajo de la Asociación Ambiente Sur  y de la Agencia es realmente espectacular, por su profesionalidad, y también por parte del voluntariado, con un compromiso que llama la atención”.

Raúl Flowers, joven integrante de la Asociación de Kayakistas I Jenú Jono, comentó: “estamos trabajando en la reserva costera en diferentes tipos de campañas y se está logrando mantener un buen vinculo grupal y un muy buen trabajo con el tema de la basura en la costa. Además, con este trabajo, aprendemos mucho sobre la conservación ambiental y lo transmitimos en nuestra escuela. Cuando remamos, observamos aves permanentemente y les enseñamos a nuestros alumnos a distinguir las aves en vuelo y en el agua”. Sobre el trabajo participativo que se impulsa para la protección de las reservas, Raúl consideró que es “muy bueno, a pesar de que el grupo promotor es reducido. Es importante que se sumen más personas, por eso hacemos un trabajo de educación ambiental desde nuestra escuela”.