Salud te propone limpiar los tanques de tu casa para mejorar la condición del agua

La cartera de salud recomienda detalladamente once pasos  para sanear el tanque de agua de la vivienda,  a pesar de que la causa de la mala condición del agua s propia de Servicios  Públicos. 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

A pesar de que garantizar la potabilidad del agua es responsabilidad exclusiva de  Servicios Públicos, por medio una gacetilla de prensa, la subsecretaría de Salud Colectiva informa pautas  a seguir para limpiar el tanque de agua domiciliario, después de cinco días con “inconvenientes surgidos en la provisión de agua potable”.

“Un tanque limpio le asegura la calidad de agua que llega a su casa. La frecuencia ideal para la limpieza del tanque es cada seis meses”, propone la cartera de salud.

De esta forma, detalla instrucciones precisas para limpiar el tanque,  algo que es importante aunque no es la raíz del problema de la condición del agua en Río Gallegos.

 

Instrucciones (son muchas así que lea atentamente):

1. Cierre la llave de ingreso del agua potable a la vivienda

2. Cierre la llave de ingreso de agua al tanque.

3. Abra todas las canillas hasta que en el tanque quede apenas unos 15 cm. de reserva líquida.

4. Con una escoba o cepillo plástico (nunca metálico) remueva las suciedades de paredes y piso del tanque utilizando el agua que quedó en él.

5. Abra la válvula de limpieza y tire esa agua. Si su tanque no tuviera válvula, vacíelo abriendo las canillas.

6. Haga ingresar agua limpia al tanque y repita el procedimiento de los puntos 4 y 5 hasta que el agua ya no salga turbia.

7. En un balde plástico prepare la solución desinfectante: agua más 20 cm3 de lavandina de buena calidad (1/2 pocillo) por cada 100 litros de capacidad del tanque (para un tanque de 500 litros hacen falta 2 pocillos y ½ de lavandina).

8. Ayudándose con un recipiente pequeño, rocíe la superficie interna del tanque con la solución desinfectante.

9. Abra la llave de ingreso de agua al tanque y llénelo con agua de la red. Cierre la llave de alimentación.

10. Déjelo al menos una hora sin usarlo para asegurar la desinfección.

11. Abra todas las canillas de la casa y vacíe el tanque. Se asegura así la desinfección de las cañerías.