Varas asegura que la toma del edificio fue violenta

Fue luego que integrantes de ADOSAC irrumpieran en el edificio en donde funcionan las dirección de Inicial, EGB, Polimodal y Educación Técnica. El director provincial de EGB, Marcelo Varas afirmó: “Pedí que los empleados se retiraran para evitar hechos de violencia mayores”. Hasta el momento, los manifestantes continuaban en el lugar.
"tomadireccion"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Momentos de tensión se vivieron esta mañana cuando un grupo de gremialistas ingresaron al edificio en donde funcionan cuatro direcciones de nivel del Consejo Provincial de Educación, en la calle Perito Moreno al 200, y provocaron la salida de empleados administrativos y docentes que se desempeñan allí.
    Según se informó este mismo grupo había intentado ingresar al edificio central del CPE y a la sede de las Juntas de Clasificación, sobre la avenida Kirchner, y al no poder hacerlo por la presencia de personal de seguridad se dirigieron a las direcciones de nivel, donde todavía se encontraban pasadas las 20 horas.
    En ese edificio trabaja personal administrativo, equipos técnicos y de supervisión de las direcciones provinciales de Nivel Inicial, EGB, Polimodal y Educación Técnico Profesional, además de la Junta de Disciplina.
    El director provincial de EGB, Marcelo Varas afirmó: “Pedí que los empleados se retiraran para evitar hechos de violencia mayores”. Sobre la sucesión del episodio indicó que el ingreso de los integrantes de ADOSAC se produjo alrededor de las 08:15 de esta mañana y que se trató de “un grupo minoritario de 10 o 12 personas, que ingresando por la fuerza, tomaron el edificio y se quedaron allí permitiendo al poco tiempo que otros docentes se sumaran”.
También detalló que se les solicitó que se retirarán del edificio para poder continuar con las tareas habituales administrativas y de atención al público –padres y otros docentes- pero “decidieron quedarse en resguardo de sus derechos y de la inconstitucionalidad del acuerdo 078”.
A continuación, “el grupo de docentes se esparcieron por el edificio y comenzaron con lo de siempre: los cantos y de los redoblantes, pero luego empezaron a ingresar en las áreas internas y a golpear las paredes, las puertas, a decirles cosas a los administrativos, trabajadores de la ley 591, que no tienen nada que ver”, relató Varas.
En este punto, el funcionario del CPE aseguró que tomo la decisión de solicitar a los empleados que se retiren del edificio “ante el riesgo que alguien les conteste y se pueda producir un incidente y evitar hechos de violencia mayores”.
A la vez, manifestó “tener preocupación por el resguardo de las personas pero también por la documentación que existe en este tipo de edificios que atañe al funcionamiento de las 80 instituciones educativas, en el caso de EGB, de toda la provincia”.

EGB Nº 39

    Un párrafo aparte mereció lo ocurrido ayer en la EGB Nº 39. Al respecto, Varas señaló que la vicedirectora de esta institución se acercó a la dirección de nivel “para solicitar ayuda ya que era la única directivo que está trabajando y tiene a su cargo 22 secciones por esta es la escuela más grande la provincia”.
    “Nos pareció coherente y enviamos a equipo técnico relevado de funciones no para que actuaran como suplentes sino para que le den una mano en las cuestiones administrativas y operativas de la escuela”, afirmó el funcionario.
    Y agregó: “Esto lo tomaron a mal y agredieron a la docente con todas las demás consecuencias respecto a la reacción de los padres que se publicó ayer”.
    Finalmente, hizo hincapié en que “es preocupante la escalada de violencia que está llevando adelante un grupo minoritario con situaciones que se repiten en muchas escuelas”.