La minera Cerro Vanguardia advierte una "crisis" por presión tributaria e inflación

El gerente general de la minera Cerro Vanguardia, Jorge Sanguin, cuestionó la aplicación del nuevo impuesto inmobiliario minero en esta provincia dado que la actividad atraviesa una crisis por la caída de los precios internacionales y problemas internos del país, como la inflación y la presión tributaria.

lunes, 15 de julio de 2013 · 00:00

"Hablamos de falta de inversores externos, de caída de los precios internacionales, dificultades generadas por el desdoblamiento cambiario, falta de insumos importados, contexto inflacionario y trabas a las importaciones", dijo el empresario en un discurso dirigido a los empleados de la firma en el que solicita austeridad y mayor esfuerzo.


Con críticas y cuestionamientos hacia las autoridades por falta de diálogo para analizar "la situación cada vez más complicada" y buscar paliativos, el empresario hizo una radiografía de las complicaciones que, según él, tiene la minería en la provincia y el país, y encendió luces de alarma.


Ocurre que la legislatura de Santa Cruz aprobó recientemente un proyecto de ley impulsado por la administración de Daniel Peralta y que establece el denominado "Impuesto al derecho real de propiedad inmobiliaria minera".


La ley será aplicada sobre los concesionarios de proyectos mineros situados en territorio provincial con estudios de factibilidad aprobados e impondrá una alícuota del 1 por ciento en relación al valor de las reservas que posea la mina que se explota.


Cerro Vanguardia es la minera más importante de Santa Cruz: cuenta con una concesión que alcanza los 514 kilómetros cuadrados y se encuentra ubicada a 150 kilómetros de Puerto San Julián -la localidad más cercana- y a 510 kilómetros de Río Gallegos, capital de la provincia.


"Hay quienes prefieren discutir y analizar estos problemas solamente en los círculos superiores de una organización empresaria como la nuestra", cuestionó el directivo.


El empresario explicó que la minería, como otras industrias de base, está sujeta a variaciones cíclicas, y pasado el momento de expansión, se comienza a vivir una desaceleración, tanto en el valor medio de los minerales como en el flujo de inversiones.


En ese sentido, indicó que la actividad está atada a las crisis iniciadas por ejemplo por las economías de Europa y en parte de los Estados Unidos, sumado a la desaceleración constante que enfrenta la República Popular de China.


"El propio Director Ejecutivo de AngloGold Ashanti, ha llamado la atención hace pocos días sobre este tema, recordándonos que tan solo en lo que va del año, los metales que producimos han perdido un poco más de un tercio de su valor", recordó Sanguin.


En ese sentido, el directivo de Cerro Vanguardia dijo que con la caída de los precios internacionales, comenzó a notarse un enfriamiento de las inversiones, especialmente en exploración minera, en tanto que la inversión para el desarrollo de proyectos toma cada vez más en cuenta las variables de cada país, puesto que los márgenes son menores.


"Argentina suma a ese panorama internacional sus variables domésticas, que no son muy alentadoras. Un desdoblamiento de la economía, al mismo tiempo que producimos en un ambiente con inflación anual superior al 20 por ciento y le vendemos lo producido a otro sistema con inflación cero e incluso con deflación", evaluó.


En ese contexto, Sanguin aclaró que Cerro Vanguardia no es ajena a ese panorama y por eso en 2012 AngloGold Ashanti (su casa matriz) autorizó reinvertir una parte de las utilidades para mantener los principales planes de desarrollo que permitan avizorar un horizonte prolongado en las operaciones.
Noticias Argentinas