Invitan a la comunidad al avistamiento de macaes tobianos


La Asociación Ambiente Sur junto a la Escuela de Kayak I Jenu Jono y la Agencia Ambiental Municipal realizarán el próximo domingo censos simultáneos del macá tobiano, especie que durante la temporada invernal reside en los ríos Gallegos, Coyle y Chico, mientras que voluntarios de Ambiente Sur recibirán a los vecinos que se acerquen para acompañarlos en el avistamiento de esta singular ave, exclusiva de la Provincia de Santa Cruz y en peligro crítico de extinción.

jueves, 4 de julio de 2013 · 00:00


La actividad dirigida a la comunidad se realizará en el muelle costanero de la Escuela de Kayak el próximo domingo 7 de julio, de 11.00 a 16.00, donde los interesados tendrán la posibilidad de observar por primera vez al macá tobiano y conocer cómo se realiza un censo para el estudio de la especie.
Asimismo, durante las vacaciones de invierno el Centro de Interpretación “Estuario del río Gallegos” (CIERG), permanecerá abierto al público, posibilitando así que los visitantes puedan disfrutar de los recorridos interpretativos para niños y adultos que les permitirán conocer las características del ecosistema del estuario del río Gallegos. Este tipo de Centro de interpretación es único en su tipo en toda la Patagonia y orgullo de los integrantes de las instituciones que bregan por el cuidado del área protegida, la Reserva Costera Urbana. El Centro de Interpretación está ubicado en la calle Carlos Gardel, entre Gobernador Mayer y Comodoro Py, en la costanera local. La atención al público es de lunes a viernes de 14.00 a 18.00 y los sábados, de 15.00 a 19.00.
Vacaciones en el estuario
La temporada invernal de vacaciones es un momento ideal para acercarse al CIERG y disfrutar de lo que allí se ofrece en forma libre y gratuita. El objetivo del Centro de Interpretación es que los habitantes y visitantes de la ciudad de Río Gallegos cuenten con un espacio específico que permita revalorizar el estuario como ecosistema del cual dependen y al cual pueden y deben conservar, es decir, usar sabia y sustentablemente.
En el recorrido que pueden hacer los visitantes se plantean dos guiones interpretativos. Uno, dirigido al público general no especializado en temas ambientales y otro, para público infantil. Este último cuenta con un espacio físico especialmente destinado y diseñado para él que se denomina “marea baja”; dispone de paneles ubicados a lo largo del recorrido, a una altura adecuada para su lectura, y un diseño conceptual y gráfico específico. El circuito infantil tiene un especial “narrador”: el “Macá nudo”, personaje encargado de guiar a los niños en el descubrimiento de las atracciones del estuario y protagonista de un video destinado a ellos.
La exhibición está compuesta además por módulos interactivos para promover la participación física de las personas, tanto adultos como chicos, que facilitan y hacen más divertida la tarea de aprender. Así, ventanas para destapar, cajones, rodillos, platos giratorios, libros, mesas de trabajo, tabletas electrónicas y demás recursos se encuentran montados estratégicamente a lo largo del recorrido. A esto se suma la posibilidad de hacer avistamiento de aves a través de los dispositivos que se encuentran a disposición del público.
Este moderno Centro ha sido el eje de un trabajo de educación ambiental que comenzara hace ya seis años a través del proyecto Aves Infantiles, encarado por el Municipio la Asociación Ambiente Sur, y que está dirigido a niños de nivel inicial y E.G.B. Durante todo el año, escuelas y jardines son invitados a realizar visitas guiadas durante las cuales además se les ofrece una intervención teatral con un fragmento de la obra de teatro ambiental “A Manolo Lagunas se le volaron los patos – las reservas nos necesitan”.
El CIERG es también el centro de reuniones de los grupos de apoyo de las reservas naturales urbanas de la ciudad y escenario de charlas de educación ambiental, ya que cuenta con un SUM para estos fines.
Este año, mediante un acuerdo firmado con la empresa Petrobras, se renovarán las herramientas tecnológicas del centro, lo cual permitirá adquirir equipamiento de última generación para el avistaje y estudio de las especies y equipar una sala de capacitación y exposición con tecnología de avanzada. De esta manera, se expanden las posibilidades de trabajo hacia la comunidad desde el Centro de Interpretación.
La gestión Administrativa y Ejecutiva está a cargo de la Asociación Ambiente Sur, en tanto que la construcción del Centro fue fruto del esfuerzo conjunto de Ambiente Sur, el Municipio de Río Gallegos y la Unidad Académica Río Gallegos de la UNPA. El diseño y montaje interpretativo fue costeado por la Asociación Ambiente Sur con el aporte de sus donantes y socios.