Nuevo Día celebra el día internacional del cooperativismo

"Se necesita trabajo, se necesita gente comprometida, y se necesita hacerse cargo, y se necesita las fuerzas y las ganas de no solo querer algo mejor sino hacerlo realidad desde el propio trabajo¨, dijo a Nuevo Día la referente cooperativista Master en Desarrollo Karina Franciscovic, en el marco de celebrarse hoy el Día Internacional del Cooperativismo.

sábado, 6 de julio de 2013 · 00:00

!El cooperativismo rompe el egoísmo, rompe el capitalismo, rompe la comodidad, rompe el clientelismo", aseguró, pero además "fortalece el respeto por el otro, fortalece la construcción colectiva y permite alcanzar con los dedos esa "utopía" que tanto buscamos", indicó Franciscovic;  docente de la cátedra de  Economía  de la Unidad Académica de Río Gallegos (UNPA) y reconocida militante del movimiento cooperativista. Nuevo Día  celebra este modo de trabajo y de vida  junto a todo el movimiento cooperativista.

Una cooperativa es una asociación voluntaria de personas, que se unen para trabajar con el fin de lograr beneficios para todos sus integrantes y para la comunidad en la que viven. Su principal objetivo no es el lucro o la ganancia fácil, sino brindar un servicio, y su ley fundamental es la igualdad entre sus miembros, pues todos tienen los mismos deberes y derechos. Pretenden alcanzar una sociedad en la que el ser humano sea el eje fundamental de todo tipo de relaciones, anteponiendo el amor frente al odio, la humildad frente al individualismo desmedido y la verdad frente a la mentira.

Este fue el mismo espíritu que, allá por 1844, dio origen al Cooperativismo, cuando un grupo de obreros ingleses creó en la ciudad de Rochdale una organización legal (un Almacén Cooperativo) con los aportes de sus integrantes, por lo que hoy son conocidos como "Los Pioneros de Rochdale". Estos "pioneros" impusieron reglas que se debían respetar rigurosamente y crearon una carta que establecía los pasos que guiarían su organización; por eso se considera que así nació el cooperativismo organizado. Algunos de sus principios fundacionales solidarios fueron los siguientes:

- La cooperación completa la economía, porque organiza la distribución de la riqueza.
- No quiere violencia ni causa desorden.
- No ambiciona honores.
- No pide privilegios especiales.
- Precisa de responsabilidad personal e iniciativa personal.

Origen del
Día Internacional del Cooperativismo
En 1923 el Comité Ejecutivo de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) recomendó conmemorar un día internacional de las cooperativas. El 16 de diciembre de 1992 la Asamblea General de la ONU (Naciones Unidas), a través de la resolución 47/90, proclamó la necesidad de realizar un "Día Internacional de las Cooperativas" a partir de julio de 1995, en conmemoración al centenario de la creación de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) (grupo que reúne organizaciones cooperativas de 100 países que cuentan con un total de 700 millones de miembros).

La ACI fue fundada en Londres en 1895. El 23 de diciembre de 1994, la Asamblea General de la ONU, por medio de la resolución 49/155, invitó a los gobiernos, organizaciones internacionales, organismos especializados y organizaciones cooperativas nacionales e internacionales a observar anualmente el "Día Internacional de las Cooperativas", reconociendo que las cooperativas estaban pasando a ser un factor indispensable del desarrollo económico y social. Una de las maneras en que la ONU mostró este reconocimiento fue al declarar, en 1995, que el "Día Internacional de las Cooperativas" debía ser celebrado cada año por los gobiernos en colaboración con sus movimientos cooperativos nacionales. En 1996, al celebrar la comunidad internacional el "Año para la Erradicación de la Pobreza", la ONU, una vez más, atrajo la atención de los gobiernos en cuanto a la considerable contribución de las cooperativas en la reducción de la pobreza y en la necesidad de asociar el movimiento a esta tarea.