La coima del “2x1” que pide la municipalidad a una empresa que transporta agua y niños a barrios más necesitados

Cómo es la nueva modalidad de pedido de coima que le ofreció un secretario de estrecha confianza del intendente Raúl Cantín a un empresario de Río Gallegos, para poder facilitarle celeridad en el trámite del cobro de  deuda de la comuna a la empresa, a la cual le deben 3,5 millones de pesos.  El jefe comunal está al tanto de todo y se reuniría con el empresario para  suavizar un escándalo que aun podría ser mayor. 

viernes, 23 de agosto de 2013 · 00:00

 

 

Es un secreto a voces que en cada redacción de los diarios  se sabe, pero que también se murmura en los pasillos de la municipalidad de Río Gallegos. La modalidad no es nueva y la deuda tampoco.  Está tan visibilizado que hasta paciera común, pero no lo es.

San Cayetano transporta –con colectivos y camiones- agua y niños desde los  sectores más alejados de la ciudad de Río Gallegos como es el caso  de los barrios Bicentenario, San Benito,  ex Los Lolos  y zona  de chacras.  El servicio  lo presta sin la firma de un contrato sino por medio de  expedientes iniciados en la comuna. Es decir, si bien no hay un contrato firmado si existe una relación de prestación de  servicio entre la empresa y la  municipalidad de Río Gallegos. 

Desde hace más de un mes, con dos y a veces con un colectivo estacionado en las  puertas del municipio, la empresa reclama- por segunda vez en dos años- el pago de una deuda generada  en el 2.011 con la gestión del intendente Héctor Roquel,  pero que  se acrecentó   con el actual jefe comunal hasta llegar a 3,5 millones de pesos, de los cuales cerca de 400 mil pesos corresponden a la intendencia  radical.  

El servicio es de vital importancia  y es diario debido a la importancia de proveer agua a los sectores periféricos,  y por el cual la municipalidad debe  pagar entre 300 mil y 400 mil pesos mensuales. El correr del tiempo hizo que los pagos solo sean mínimos, de 50 mil pesos por ejemplo, que en el total  de la duda es una cifra ínfima. 

El propietario de la empresa buscó en diversas oportunidades reclamar el pago de la deuda, pero todo ha sido inútil. Sin embargo,  hace pocas semanas una puerta se abrió  para que pueda disponer de tamaña deuda: el camino del “2x1”, el cual no es más que un ofrecimiento que tuvo por parte de un secretario privado de estrecha confianza del intendente Raúl Cantín.

Este “2x1” consiste en posibilitarle el cobro de dos expedientes  a San Cayetano a cambio de que el dinero del tercero, se destine a quien le permita apurar el trámite y las molestias, es decir una coima (que equivale a un 33%).

Como dijimos la modalidad no es nueva y era conocida, salvo que en este caso el propietario analiza no solo acudir a la justicia  para reclamar su deuda- con los expedientes en manos- sino también cuenta  con audio y  video en el que se expone este ofrecimiento  del “ 2x1”.

La empresa adeuda cerca de un millón de pesos a la DGI y otro millón que debe cubrir por pagos con cheques. Su situación es adversa financieramente, lo que derivó  en la venta de colectivos de su flota para sanear acreencias y afrontar el pago de los salarios de cinco choferes.

El intendente Cantín está al tanto de todo. Tanto, que el sábado 24 de agosto pidió reunirse con el dueño de la empresa. Es que los tiempos corren y es solo cuestión de días para que este escándalo que comenzó hace dos años  y creció como una pequeña bola de nieve, se convierta en un alud que tapará a la polémica gestión del jefe comunal kirchnerista. Él también sabe que aunque esto parezca común, no lo es. (El Diario nuevo Día). 

 

Claves:

-La municipalidad le adeuda 3,5 millones de pesos a San Cayetano por servicios realizados en el 2.012 y 2.013.

-El 2x1 fue ofrecido por un secretario privado de Raúl Cantín. 

-Existe un video que expone el pedido de coima. 

-Cantín se reunirá con el propietario de la empresa.