Julio, el dueño de Canal 9

Julio Navaro, es el  tío de Ariel, el joven discapacitado que trabajo en negro en  canal estatal y que cuando lo blanquearon le dieron un  recibo de sueldo trucho,  negocia las paritarias de los empleados,  decide que se compra en la emisora, y maneja las finanza del canal. 

martes, 17 de septiembre de 2013 · 00:00

 

 

Julio Navarro, ingresó a la gerencia comercial de Canal 9 a mediados de los dos mil durante la gestión de Gabriel Esteban Aguirre.

Cuando en 2011,  “Gabito” un dilecto amigo de Néstor Kirchner es desplazado imprevistamente por el jóven camporista  Martín Hernández  “el gordo” es confirmado en el puesto. Un lugar clave dentro de la administración del canal provincial  que por su carácter de ente autárquico maneja fondos de la publicidad que recuda directamente, entre otros, los provenientes de los sorteos del bingo y telebingo, por el cual Canal 9 percibe importantes ingresos.  

Tras los incidentes en la legislatura el 29 de diciembre de 2011 cuando una manifestación de estatales frustró la aprobación de la reforma jubilatoria, los funcionarios alineados con la Cámpora renunciaron en masa al gobierno de Peralta. También fue sorpresivo el alejamiento de Martín Hernández de la presidencia del directorio del canal.

Aunque ya no sorprendió demasiado que Julio Navarro no solo continuara en el cargo, sino que unos meses después fuera designado VOCAL en representación del poder ejecutivo, por el propio gobernador Peralta. Tras la asunción de Marcelo Zacaría en la presidencia, Navarro adquirió mayor poder. 

No solo maneja las finanzas del canal, la relación con el gremio, negocia las paritarias, decide que se compra, quien cobra aumentos y categorías, y sobre todo, cuál de sus parientes ingresará a trabajar al canal. 

 

El “liquidador”  Navarro

“Navarro se enoja cuando uno le va a reclamar algo”,  es la queja permanente de muchos trabajadores del canal quienes hacen fila ante la administración para quejarse por las arbitrarias liquidaciones salariales que ordena Navarro. 

Este año fue caótico cuentan en canal 9.  En paritarias se acordaron subas de adicionales retroactivos a diciembre de 2012 y  la liquidación de los montos fue deficiente al punto que a la fecha aún no se termina de cancelar lo adeudado. 

Un adicional conflictivo  fue el ítem “doble función”  que Navarro y el SAT acordaron otorgar discrecionalmente a los empleados.  “Lo cobran los amigos del gordo, y del sindicato”, protestan en el canal mientras muestran el listado de los beneficiarios, entre los cuales se cuentan algunos que viven en Buenos Aires hace años, y por supuesto los dirigentes sindicales que encima tienen “licencia gremial” es decir , no prestan servicios en el canal. 

Por este motivo y ante la queja de los empleados raleados hace unos días hubo una asamblea en el sindicato que determinó una medida insólita:  

“Se decidió el recobro del adicional pagado, con la promesa de volver a pagarlo -esta vez a todos los empleados- con el próximo sueldo. 

En el medio de esta controversia, se implementó un aumento de salarios de un 25%  en dos etapas, la primera se pagó en JULIO retroactivo a marzo, y el resto con el próximo sueldo de Agosto. 

 

Final abierto en el canal...