La nueva modalidad de los ladrones para marcar casas en vacaciones

Como sucede todos los veranos, los amigos de lo ajeno aprovechan la ausencia de los vecinos para marcar viviendas y concretar el robo al momento de asegurarse que no hay nadie el lugar. El 2014 los tiene actualizados, con nuevas modalidades para confirmar que las viviendas están deshabitadas.

jueves, 16 de enero de 2014 · 00:00

Es sabido que los ladrones, secuestradores y delincuentes utilizan diferentes métodos para comunicarse entre ellos y "marcar" las casas de sus víctimas.

Desde hace varios años comenzaron a escribir signos en paredes, puertas, postes de luz o teléfono, cercanos a los domicilios de las casas con la intención de transmitir sus observaciones a otros delincuentes y así facilitarles su labor. Es por esto que es importante que si ve algún tipo de dibujo lo borre.

Un lenguaje de símbolos gráficos es un avance en los niveles de organización y permite dejar constancia, y hacer perdurables hallazgos diversos, tales como las características de los propietarios o las condiciones de seguridad de las casas y del barrio.

Sin embargo, los delincuentes también renuevan sus estrategias y en este 2014 se suman cada vez más los vecinos que advirtieron que los delincuentes pasaron dejando rosas robadas o diferentes tipos de flores en las puertas de las viviendas, recorriendo el lugar durante los días posteriores para confirmar si la flor o rosa sigue en el mismo lugar y así concretar el robo sin problemas.

Otros optaron por una estrategia más ruidosa al romper pequeños vidrios de las viviendas, para luego sólo observar si permanecen rotos al día siguiente para ingresar.

Ante esta situación, vale decir que si los vecinos encuentran señales extrañas en las paredes de sus domicilios, deben borrarlas inmediatamente. Esto es a partir del sistema de señalización que crearon los delincuentes para el robo domiciliario.