Polke opinó sobre las medidas con respecto al dólar

El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, se refirió a los anuncios del gobierno nacional que autorizan la compra de dólares para tenencia y ahorro a partir de este lunes, como también la baja del 35% al 20% el pago anticipado de Ganancias y Bienes Personales.

lunes, 27 de enero de 2014 · 00:00

 

“Que se haya incrementado el valor del dólar oficial a 8 pesos, para el sector  productivo exportador y principalmente para las economías regionales, es una medida   positiva, ya que venía siendo solicitada desde hace tiempo por las diversas entidades   empresariales del país. Todos sabemos lo que le pasó al país cuando vivimos en la  burbuja de un dólar, un peso; había desempleo y cierre de fábricas, por ende destrucción de la industria nacional fue el resultado de ese proceso de los ‘90”, dijo Polke.  

En este sentido, resaltó que las medidas económicas que se adoptan son para cumplir con los compromisos internos como externos, sin dejar de proteger las reservas que el país requiere.  

“Todos sabemos que en los últimos meses se produjo una baja de las reservas del Banco Central, las cuales nos permiten hacer frente a las obligaciones de comercio exterior y   cumplimientos de los compromisos del pago de deuda externa. También sabemos que  es intención de este gobierno desendeudar al país y es por ello, las negociaciones  mantenidas con el Club de París. Pero ahora bien, para esto se necesitan dólares y por   tal motivo hay que evitar que siga el goteo de las reservas”, explicó Polke.

Para el dirigente empresarial, el país se presentará “más competitivo” ante los mercados internacionales y en especial beneficiando será el sector agropecuario.

“Un dólar a 8 pesos permitirá que Argentina a través de sus exportaciones se torne más    competitiva en los mercados internacionales y principalmente el sector agropecuario  tendrá un valor atractivo para que liquiden sus cosechas y posteriormente liquidar los  dólares producto de estas transacciones. No hay que olvidar que en los últimos años   los costos internos se habían encarecido para el industrial o el productor, motivados en  gran parte por la suba de sueldos que rondaban entre un 22  al  25 por ciento por año. Es decir subían los costos internos, pero el valor internacional del producto en dólar se mantenía casi invariable, esto nos llevó a que dejáramos de ser competitivos”, opinó Polke.  

Por otro lado, propuso que el Banco Central aplique una suba en las tasas de interés a fin de que se torne atractivo el ahorrar en moneda nacional.

“Entiendo que la intención del gobierno nacional tiende a una normalización del mercado cambiario eliminando gradualmente todos los controles impuestos a las operaciones. Ahora bien,  abierta la  posibilidad de que la gente pueda atesorar en dólares, creo conveniente que a través del Banco Central se aplique un incremento en las tasas de interés a fin de que se torne atractivo el ahorrar en pesos”, consideró el titular de la FESC.    

Por último Polke llamó a poner la mirada en el proceso inflacionario y no en lo que respecta a una cuestión cambiara de una moneda extrajera, ya que la inflación es la que más perjudica a los trabajadores en todos sus niveles.

“Habrá que prestar atención y en esto el gobierno nacional tiene un rol preponderante a  que no ocurra una suba de los productos y principalmente los que componen la canasta  familiar motivada por este ajuste del valor de la divisa extranjera y este es el desafío; evitar una profundización de la inflación que es lo que realmente perjudica al asalariado. No nos tiene  que preocupar la cuestión cambiaria, nuestro enemigo es la inflación y  entre gobierno, entidades empresarias, agropecuarias y sindicatos debemos trabajar   para evitarla”.