Tras el allanamiento policial al after, Comercio aclara que las Fiestas Familiares deben registrarse previamente

Desde la Dirección de Comercio Municipal se agudizan los controles para terminar con las fiestas clandestinas, motivo por el cual se solicita a la población que registre la realización de un evento familiar, mediante nota a presentar en la dependencia Comunal con antelación de 48 horas. Así se tendrá constancia de la legalidad de la actividad.

jueves, 9 de enero de 2014 · 00:00

Los vecinos aportan denunciando la detección de fiestas clandestinas, ya sea a raíz de ruidos molestos o disturbios; o al constatar y/o sospechar que personas asisten a invitaciones de estas características donde deben abonar entrada y acceden a la compra de bebidas alcohólicas, ambas prácticas desarrolladas sin autorización.

También suelen recibirse en la Dirección de Comercio informes elaborados por personal Policial que en su labor cotidiana dan con estos casos. Pese a ello continúan observándose las contravenciones de esta índole, por lo que se recuerda que también se controlan las llamadas fiestas familiares.

Para evitar cualquier tipo de inconveniente, quienes contraten quinchos o lugares de esparcimiento con tal fin, deben cerciorarse de que el propietario posea el certificado de habilitación. Tras esto, debe presentarse ante la Dirección de Comercio una nota conteniendo los datos como la hora, día e identificación de la persona mayor responsable de la fiesta. En ocasiones los dueños de los espacios ofrecen una planilla al cliente para que sea completada.

De esta forma se garantiza mayor rigurosidad en materia de prevención para avanzar en la erradicación de estas prácticas que acarrean muchos inconvenientes sociales, siendo uno de los principales la presencia de menores y con ello la adicción al alcohol, altercados con vecinos, grescas callejeras, problemas familiares, y accidentes viales, etc.

Hay Ordenanzas en vigencia que regulan la actividad comercial, a la que están sujetas muchos integrantes de la comunidad. Hay reglas de venta de bebidas como por ejemplo para los locales clase C (bares y restaurantes), que pueden hacerlo de lunes a viernes hasta las 5 de la mañana, y los fines de semana hasta las 6 AM.

Los denominados ‘After’ (después de las 6 horas) ofrecen un servicio totalmente prohibido, que además perjudica a aquellos que trabajan en este rubro bajo las normativas legales, ya que se torna incompetente para quienes cumplen las reglas. Tampoco pagan debidamente los impuestos afectando en forma directa a estamentos reguladores como el Municipio y, por ende, a toda la comunidad.

El cuerpo de inspectores Municipal continuará trabajando para evitar las fiestas clandestinas. Desde el área se invita a acercarse a las oficinas (Mariano Moreno 432) a quienes deban regularizar aspectos inherentes a la habilitación comercial; como así también se recuerda que el 31 de enero vence el plazo de renovación para el expendio de Bebidas Alcohólicas.