Polémica en La Cuenca por pedido de intervención al hospital local

Pilo Adolfo dijo que los concejales no tienen ningún fundamento para pedir la intervención del hospital. Adjudicó el pedido de intervención a una maniobra orquestada por el sector del intendente Mazú. Desmintió que el gobernador avale el pedido aprobado por los concejales y pidió a los concejales que no politicen el tema de la salud sino que busquen soluciones.

viernes, 10 de octubre de 2014 · 00:00

El ex intendente de Río Turbio, Martín “Pilo” Adolfo, en declaraciones al Canal 9 de Río Gallegos, rechazó la postura de los concejales que aprobaron un pedido de intervención al hospital de su localidad y adjudicó esa decisión a una maniobra política que busca desplazar a la actual conducción del centro de salud.

“Uno escucha al sector del actual intendente Matías Mazú, y no es de ahora, es desde que asumió esta dirección (del hospital) que vienen atacándola en definitiva para bajarla” dijo Adolfo.

El ex jefe comunal se refirió a la decisión adoptada por el concejo deliberante, que aprobó un proyecto de resolución presentado por el concejal Zeidán de la UCR, donde pidió la intervención del hospital de la cuenca carbonífera, y que fuera aprobado por unanimidad. “No estoy de acuerdo con las intervenciones que a lo largo de la historia han sido nefastas. Creo que a través del diálogo y el consenso se puede llegar a solucionar los problemas” expresó Adolfo.

“Escuché al concejal Zeidán decir que estaba en contacto permanente con el ministro Ortiz (Roberto) y el gobernador (Daniel) Peralta. Al ministro no lo conozco pero si llamé al gobernador y lo consulté. Quiero desmentir que el gobernador haya estado en contacto con el concejal y menos que avale una intervención del hospital” indicó.

Además consideró que la intervención era algo “muy serio y los concejales ni se han acercado al hospital, lo escucho públicamente y piden una intervención. Cuál es el motivo, no lo fundamentaron. No tienen ningún fundamento”. Estimó también que el pedido de intervención tuvo un tratamiento veloz, en tanto que no actuaron de la misma manera con los empleados municipales que están de paro y que se acercaron al Concejo Deliberante a denunciar actitudes coercitivas por parte del Municipio.

“Con el tema del hospital los concejales hablaron diez minutos y se votó por unanimidad que se intervenga el hospital. Después llegaron los empleados municipales que están de paro por 48 horas y discutieron fuertemente” dijo Adolfo.

“Hace pocos días los trabajadores municipales llamaron a asamblea extraordinaria a las 11 de la mañana y el intendente Mazú sacó una nota que decía que aquellos que concurrieran a la asamblea en horario de trabajo corrían peligro que se los sancione severamente” indicó el ex jefe comunal, que señaló que sobre ese tema no se expidieron.

“Escuché a la gente que defiende la salud pública, al hospital público. La gente no está politizando el tema, está preocupada por su salud. La gente está enojada con sus concejales, quieren que busquen soluciones por la salud y por los empleados municipales que plantean reivindicaciones lícitas” concluyó.