El petitorio de los policías autoconvocados que el gobierno se niega a recibir

Nuevo Día tuvo acceso al documento que los policías autoconvocados quieren entregar al gobierno. Leé lo que solicitan. 

sábado, 1 de noviembre de 2014 · 00:00

Al personal policial de la provincia de Santa Cruz y a la ciudadanía en general:

Hacemos llegar nuestras disculpas por la situación que atraviesa nuestra preciada institución insertos en un momento de conflicto en nuestras filas, no encontramos otra salida para hacer escuchar la voz de aquellos que no nos sentimos representados por en nuestro pedido de recomposición salarial, creemos necesarias las explicaciones para con nuestros camaradas y la población en general. 

Deseamos hacer saber que el gobierno de la provincia ha creado mediante decreto el Consejo del Salario siendo este el único órgano de representación de los trabajadores policiales con la posibilidad de sentarnos a paritarias mediante  nuestros representantes elegidos por los uniformados desde la jerarquía de agente hasta comisario general, ya sea en actividad o en situación de retiro. Entendemos que nuestra policía es la única en el país reconocida en paritarias, situación histórica y que crea un precedente en nuestra nación. En lo que disentimos y quizás por falta de experiencia se le otorgó la absoluta libertad y responsabilidad de la organización al ciudadano Mario Monsalvo, quien la estructuró y formo una línea de 14 delegados que representan a las comunas de la provincia , reglamentándola en forma ilegal, arbitraria, antidemocrática y discriminativa en virtud de los siguientes puntos:

 

- Los delegados que conforman el consejo del salario no fueron elegidos por la totalidad de los numerarios de cada ciudad por falta de información.

- No se permitió votar a la totalidad de los efectivos policiales, solo a los socios de la Asociación Civil Policial, órgano que es totalmente aparte del consejo del salario e independiente manifestando que el sustento que eroga el trabajo de los representantes es asumido por la  Asociación Civil Policial.

- No autorizó a los integrantes de dicha asociación a presentarse como postulantes delegados por comuna. 

- No permitió que los oficiales pudiesen presentarse como postulantes o delegados. 

- No permitió que los comisiones de fomento  eligieran  su delegado o en su defecto votaran a fin de ser representados por los delegados de las comunas aledañas. 

- Las elecciones no fueron  reguladas ni fiscalizadas de manera transparente. 

- En la paritaria anterior también , debió ser este sector quien presionara para  obtener una recomposición salarial, debido a que nuestros representantes no bregaron ante las instancias gubernamentales por un aumento salarial. 

- En la ultima paritaria, ante la negativa de un aumento salarial  nuestros representantes  tampoco bregaron por un aumento salarial . 

- En la ultima paritaria en un petitorio que no fue consensuado con las bases lejos de una tratativa salarial, se solicitaron las reincorporaciones de personal en diversas situaciones , entendiendo que no era momento ni lugar ya que esas situaciones corresponden estrictamente a la Asociación  Civil Policial y aquellos que debieron representar a las masas en la paritaria desvirtuaron la oportunidad de pelear por un salrio justo. 

-Se utilizó la paritaria para solicitar la reincorporación a las filas policiales de Mario Monsalvo como así también el ascenso del subcomisario Pérez, el oficial Chacana ,  y otras situaciones de traslado y reincorporaciones de varios suboficiales que entendemos no hacen a las tareas del Consejo del Salario. 

-  A pesar de estas irregularidades las bases de la provincia apoyamos el Consejo Del Salario intentando llevar adelante este camino que creímos en conjunto , agotando las instancias y  cansados de no ser escuchadas nuestras voces son tergiversadas ante el gobierno provincial es que hoy nos vemos en la necesidad de esta medida y a sabiendas que estos representantes no apoyan ninguna situación de desacuerdo, es decir si no apoyamos aquello que unos pocos deciden sin consenso de las bases nos retiran el apoyo, como sucedió  en estos momentos por lo que decidimos organizarnos conformar una nueva mesa negociadora que lleve la voz real de los trabajadores.

- Es así que los manifestados entendemos que nuestros representantes no llevan la voz  de las bases al gobierno provincial como así tampoco datos veraces por lo que decidimos llegar a esta instancia, lejos de una estrategia política ni mucho menos. 

- Somos trabajadores policiales que arriesgan su vida  día a día por la seguridad de la comunidad , entendemos los dichos de los gobernantes de no contar con dinero para aumento de salario como así entendemos que no es responsabilidad nuestra  ni de ningún trabajador cualquiera sea su  repartición la de generar ingresos  mantener la estabilidad económica de la provincia. 

- Agregando además que durante el primer semestre todos los sectores acordamos aceptar lo que el gobierno propuso para aumento con el compromiso de sentarnos a dialogar nuevamente en la segunda etapa cosa que no sucedió porque nuestros actores gubernamentales hoy,  finalizando el año manifiestan que la pryovincia se encuentra en déficit económico.

- Para finalizar queremos hacer saber que nuestro reclamo es netamente salarial y por los compromisos asumidos precedentemente , no tenemos intención política de derribar a nadie, nos encontramos organizados con representantes en todas las dependencias, como así  representados por un asesor letrado . La medida continuará , aun con las constantes presiones de algunos oficiales jefes y ante las amenazas telefónicas anónimas que comenzaron a sufrir   algunos referentes que llevan adelante esta medida. 

Así mismo queremos aclarar que el Consejo del Salario es estrictamente para tratativas salariales no así para esas solicitudes las que deberían ser canalizadas  en otra instancia y momento por la Asociación Policial. 

- Esta situación nos da más fuerza para seguir luchando por lo que creemos justo entendiendo que todos los trabajadores merecemos un salario digno, arriesgando la vida día a día, para llevar el sustento a nuestras familias.