Desde organización de izquierda denunciaron que el rol de la policía y justicia es “nefasto” en la búsqueda de Rita Bejarano

La organización  del MST “Juntas y a la Izquierda” de Caleta Olivia indicó que la justicia allanó  seis días después  de la desaparición de Rita  la vivienda de su pareja y que el rastrillaje  también de efectuó de forma  tardía  “sin partir del lugar donde fue vista por última vez”.

martes, 4 de noviembre de 2014 · 00:00

 

 

Mediante un comunicado,  la organización  del MST “Juntas y a la Izquierda” de Caleta Olivia, señalaron que Rita Bejarano desapareció el día sábado 25 de Octubre en Caleta Olivia, y desde el momento en que la familia descubrió su ausencia, ya que ella vive sola, se inició una búsqueda desesperada, llamando a amigos, recorriendo hospitales de Caleta y Comodoro, haciendo las denuncias correspondientes, saliendo por los medios de comunicación. “Nada de esto sirvió para encontrarla hasta ahora, ni para que la policía la buscara”, apuntaron .

“La última persona que la vio, es su pareja, Cristian Ángel, quien refiere que Rita se dirigió a Comodoro a visitar a una amiga, pero no existen registros de que haya tomado el colectivo ni en los pasajes vendidos, ni en las cámaras de seguridad de la terminal. Además de no informar su ausencia, Ángel no se ha sumado a la búsqueda de su pareja. Su casa fue allanada 6 días después de la desaparición”, precisaron.

También indicaron  que  gracias a la movilización que  se realizó el  viernes 31 “se  logró que se le pusiera  fecha y hora al inicio del rastrillaje con perros entrenados para estos casos”, el cual se concretó “una semana después de la desaparición, y sin partir del lugar donde fue vista por última vez”.

Agregaron que “el rol de la justicia también es nefasto, ya que hasta ese mismo viernes no liberaba el pedido de triangulación para localizar el celular de Rita que continúa encendido, insistimos: una semana después”.

De esta forma opinaron que “tanto la policía como la justicia se tiran la pelota y apelan a “supuestos tiempos” que deben respetarse, a “protocolos” que deben aplicarse. Pero ante una hipótesis de violencia de género, ningún protocolo puede justificar la más mínima demora. En este país, con un femicidio cada 30 horas, no salir a buscar a una desaparecida en el mismo instante en el que se hace la denuncia, es abiertamente criminal”.

“Para que esto no vuelva a suceder, desde Juntas y a la izquierda y el  MST, venimos planteando propuestas concretas para actuar frente a casos similares, a fin de combatir la violencia de género y para avanzar en profundos cambios a nivel policial y judicial”.

“Denuncia y Movilización Social: tenemos que acompañar a la familia para exigir la acción inmediata sin excusas ni demoras”, finalizó el comunicado. (Foto VocesyApuntes)