Persecución laboral y trabas para los cooperativistas ingresantes

Les dieron cuatro meses para hacer 4000 exámenes médicos, aunque para dos de ellos la mayoría de los médicos estuvieron de vacaciones. No les permiten usar la obra social, y en el hospital dan sólo tres turnos diarios en el caso del estudio oftamológico. En los CIC tampoco les otorgan permisos para faltar aunque sea para realizar los trámites. La ausencia gremial y las sospechosas trabas que ponen algunos funcionarios.

martes, 11 de marzo de 2014 · 00:00

Por decisión del Gobierno Provincial, en el mes de noviembre 4000 personas de Cooperativas pasaron al ámbito de la Provincia, en consecuencia deben hacerse todos el Examen Psicofisico que incluye: placas, laboratorio, otorrinolaringología, fonoaudiología, psicología, cardiología, oftalmologia y examen pap, ginecologico-

Estos estudios tienen que hacerlos en el hospital porque les trasmitieron que está prohibido usar la obra social para hacerlo particular y quien lo quiera hacer particular que lo pague de su bolsillo, cuesta alrededor de 3000 Pesos.

En diciembre les entregaron la chequera para los estudios, que deben entregarlos el 30 de abril, pero con la salvedad que las placas y el laboratorio vencen, o sea que tienen que hacerlo una semana antes del 30 de abril las 4000 personas

Además en Rio Gallegos , los médicos del Hospital se van desde el 10 de diciembre hasta el 20 de febrero de vacaciones, por lo tanto en diciembre , enero y febrero no dieron turnos para preocupacional de la provincia.

En el mes de marzo y según lo relatado por muchos de los trabajadores, no dan turnos en el hospital para estos estudios y en el caso del oculista dan 3 turnos diarios por lo que muchos deben ir a la 1 de la madrugada al hospital y pasar toda la noche allí.

Además, les informan que por los 6 meses que son contratados no pueden faltar ni aunque tengan una enfermedad grave, esta prohibido, por lo tanto van a estar con bebes y niños sin dormir porque pasan la noche en la cola del hospital y a muchos de ellos aun nunca los atendieron.

El relato es contado por varios trabajadores que prestan servicios en distintos ámbitos del estado pero que temen hacer oír su voz por miedo a que se retrotraiga el ingreso. La situación es acuciante y demuestra la desidia administrativa y hospitalaria en nuestra provincia. De mas está decir que la ausencia gremial para salir a defender a estos trabajadores también demuestra la falta de representatividad sindical y los bajos niveles organizaciones que hay en algunos ámbitos laborales.