A la opinión Pública

Las gestiones comenzaron el año pasado, sin embargo quienes tienen que brindar respuestas, continúan evadiendo a esta cooperativa, que por derecho de la nueva ley de radiodifusión, debe tener acceso a una frecuencia de radio.

lunes, 24 de marzo de 2014 · 00:00

 

Habiendo transcurrido ya varios meses desde el comienzo de las gestiones en pos de nuestra frecuencia de radio, Nuevo Día entiende que es necesario hacerles saber a ustedes las circunstancias en las que nos encontramos, imposibilitados aun de comenzar a desarrollar una gran meta que fijamos desde hace ya tiempo: la FM, que ya tiene su espacio y un grupo de periodistas esperando, con la incertidumbre que los tiempos políticos quieren imponer.

En 2013, integrantes de la primera cooperativa periodística de Santa Cruz iniciaron la solicitud de una frecuencia de radio ante la delegación local del AFSCA. Al no tener novedades al respecto, se sucedieron algunas reuniones con su titular, Sergio Floridia, quien argumentó que, previo al llamado a licitación de las mismas, debía culminar un informe sobre la situación de las emisoras en la provincia, tarea esta que comprendía la regularización de las radios truchas y que estaría finalizada antes de que culmine marzo.

Pese a entender que esa tarea, que varias provincias ya terminaron hace mucho tiempo, no podía supeditar nuestro emprendimiento, Nuevo Día fue paciente y pudo ver, cómo no solo esta labor aun no ha avanzado, sino que aquellas radios que no cuentan con la habilitación de la Autoridad Federal de Servicios de comunicación Audiovisual, siguen gozando de la pauta.

Pese a los llamados y gestiones que se sucedieron, aun no tenemos conocimiento de qué decisión tomará Floridia, decisión que, por cierto, no puede dejar de ser política, aun cuando se pongan de manifiesto plazos licitatorios y se tome nuestro pedido como parte de una tarea más amplia.

Nuevo Día se presenta dentro del 30 por ciento que le corresponden a cooperativas. Su planta transmisora y los últimos detalles estructurales para la puesta en marcha de la FM ya fueron finalizados, pero la dilación de los tiempos políticos nos impiden salir al aire y, aun cuando todo parece estar hecho para obligarnos a hacer las cosas mas-  por izquierda- no vamos a caer en el juego, no vamos a traicionar lo que desde este verdadero colectivo de periodistas entendemos como nuestro mayor logro: la veracidad y el poder de denunciar lo que es corrupto y nos afecta como sociedad.

Por eso, aun cuando la Ley N.º 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual ya entregó en el país mas de mil frecuencias de radio, y en Santa Cruz el AFSCA no hizo absolutamente nada, vamos a seguir esperando y tocando puertas, hoy, con ustedes de testigos.

Lamentamos profundamente que los responsables de regular y controlar esta Ley, vayan en contra de uno de sus principales principios, y que significó el verdadero cambio de paradigma en la concepción de los medios en la Argentina, que es entender que el acceso a la información es un derecho humano.

Somos conscientes que hay sectores que se sienten seriamente amenazados con el hecho de que nuestros contenidos no sean controlados por el poder, ni por la pauta oficial. Aquí no existirá jamás la censura previa, pero que eso sea un impedimento o una dilación en la obtención de nuestra frecuencia de radio es, cuanto menos, obsceno.

Pedimos, una vez más a la delegación local del AFSCA que cumpla con su palabra, que no es un compromiso con nosotros, sino ni más ni menos que su obligación, que haga su tarea sin que eso signifique buscar anuencias más arriba. La Ley ya existe, sólo tienen que hacerla cumplir, sin analizar circunstancias excepcionales, sin la diatriba del “pago chico”, somos periodistas aquí y en cualquier parte del país, con los mimos derechos a ejercer nuestra profesión y Santa Cruz debería dar el ejemplo.

Nuevo Día no va a caer en operaciones burdas para conseguir su objetivo, y en nuestra espera, vamos a defender nuestro derecho a informar  y el de ustedes a estar informados con más fuerzas, los invitamos a acompañarnos en esto, para que la opinión pública en Santa Cruz sea cada vez mas libre. (El Diario Nuevo Día)